Feria del Libro de Buenos Aires: el paraíso hecho página

El evento se desarrolla por estos días y ofrece desde un abundante menú de famosos autores a jugosas mesas de saldos
La gigantesca y extrañamente otoñal invasión de mosquitos que sufre por estos días Buenos Aires, enorme corazón humano que bombea a millones de personas en todas direcciones, recuerda que la ciudad está posada en medio de un pantano fluvial, y los bordes barrosos de zanjas, charcos y pastizales afloran a lo largo de su trama urbana.

El predio de ferias La Rural, ubicado frente a Plaza Italia, en el barrio de Palermo y donde se desarrolla la 43a Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, está cercado de espacios verdes (el jardín botánico, el antiguo zoológico, parques y plazas arboladas) y los mosquitos también han tomado la feria por asalto. Revolotean sobre las cabezas de los visitantes, zumban en los stands, invaden los predios para plazas de comidas y desafían su vida entre las páginas de los libros que cierran los lectores ante los vuelos concéntricos.

Este año los mosquitos son un elemento extra, que se suman a otros que culminan por abrumar (positivamente) al visitante. La feria se agranda año a año, y en esta edición 2017 sumó espacios alternativos a los clásicos pabellones de colores que ocupan la mayor parte de los enormes galpones de la Rural. Por ejemplo, tanto el diario Clarín, a través de su suplemento cultural Ñ, como La Nación, despliegan sendos stands a los que les adosaron cafés para disfrutar de una buena lectura.

También el famoso ruedo de la Asociación Rural, donde desde hace más de un siglo se reúne lo más selecto de la poderosa clase ganadera argentina, se utiliza como escenario para los espectáculos musicales al aire libre.

Con los ojos irritados

Feria del libro Buenos Aires

Para los bibliófilos, la experiencia de vivir la feria desde dentro puede ser tan adictiva como abrumadora. Dos son las actividades básicas que ofrece la feria, y en ambas el factor "cantidad de gente" es una variable a tener en cuenta: recorrer los pabellones y asistir a las presentaciones especiales de autores invitados.

En medio de la congoja de la comunidad literaria argentina por la muerte del escritor Abelardo Castillo, la Feria Internacional del Libro recibe este año a autores multipremiados, como el omnipresente Mario Vargas Llosa, el italiano Alessandro Baricco, los españoles Arturo Pérez-Reverte y Javier Cercas, el alemán Bernhard Schlink, el israelí Etgar Keret y la brasileña Nélida Piñon, entre muchos otros.

La feria desborda por los cuatro costados y es común que la capacidad de movimiento del visitante quede bastante limitada. También es difícil cumplir con la grilla de actividades, que a modo de ejemplo el sábado 29 de abril tenía presentaciones de Keret, Cercas, y los dos dibujantes argentinos Nik y Liniers, que generaron largas filas de fanáticos que esperaron con paciencia la tríada de autógrafo, beso y foto.
La Feria Internacional del Libro de Buenos Aires recibe este año al peruano Mario Vargas Llosa, al italiano Alessandro Baricco, a los españoles Arturo Pérez-Reverte y Javier Cercas, al alemán Bernhard Schlink, al israelí Etgar Keret y a la brasileña Nélida Piñon
De pronto, el más despistado puede encontrarse en uno de los poblados pasillos con la figura etérea de María Kodama, de pelo totalmente canoso y fino conjunto de alta costura, recorriendo la feria como el labriego que un año más sembró su campo y ahora espera una abundante cosecha, mientras su difunto Jorge Luis Borges la mira desde todos los afiches con ojos perdidos.

En cuanto a los diseños de los stands, cada año las diversas editoriales, librerías e instituciones públicas y privadas se superan en cuanto a despliegue. A diferencia de las ferias uruguayas, provincias, ministerios, universidades y hasta clubes de fútbol (River Plate, Boca Juniors y Huracán de Parque Patricios) montan sus espacios para marcar imagen y actividades vinculadas a los libros. Para anotar y tomar en cuenta.

Precios más caros


El cimbronazo general de los precios y el costo de vida en Argentina afectó la industria editorial, y ha repercutido en los precios de los ejemplares, que en general no difieren demasiado del costo en Uruguay pero que representan un cambio con respecto a ediciones anteriores.

La feria tiene, por supuesto, ofertas y mesas de saldos. Con una buena búsqueda se pueden encontrar ediciones de clásicos por menos de 100 pesos argentinos (unos $ 180 uruguayos)

La presencia uruguaya

Feria del libro Buenos Aires

El stand de la Cámara Uruguaya del Libro marca una de las presencias compatriotas en la Feria de Buenos Aires, con representaciones de las diversas editoriales nacionales que han publicado a sus autores en los últimos años. Varios autores uruguayos fueron invitados en esta edición para hablar de sus obras, como Hugo Fontana, Roberto López Belloso, Eduardo Milán y el columnista de El Observador Eduardo Espina. También se destaca en el stand de siete editoriales independientes la presencia de El campo, de Juan José Morosoli, publicado en Argentina por Mar Dulce.

Cumple 50 años


Una particular instalación se alza entre los pabellones verde y amarillo de la Feria: se trata de un homenaje a Cien años de soledad, la novela inmortal del colombiano Gabriel García Márquez, a 50 años de su publicación en 1967. Dentro de un cubo sonorizado con la voz de Gabo leyendo un fragmento del primer capítulo, se pueden ver las diversas portadas del libro y una carta que el autor le escribió en 1965 al editor Francisco Porrúa, en la que le explica que se encuentra en pleno proceso de creación de la obra magna.

Los Ángeles, la ciudad invitada

Feria del libro Buenos Aires

Como sucede cada año desde hace siete ediciones, la Feria del Libro de Buenos Aires elige una ciudad para homenajear a nivel literario. Este año, la elección recayó en Los Ángeles, y la ciudad californiana cuenta con una presencia variada de creadores de la palabra y de dibujantes de cómics. Entre los autores angelinos que desembarcaron en Buenos Aires se destaca al creador de best sellers John Katzenbach, el periodista Héctor Tobar, el guionista de la empresa Marvel Gregg Hurwitz y la presencia de escritores estadounidenses de origen mexicano que definen la esencia de la ciudad, como Luis Urrea y Ana Castillo.

MVD: apronte para 2018

Feria del libro Buenos Aires

El año próximo la ciudad invitada de honor en Buenos Aires será Montevideo. La Dirección de Cultura de la Intendencia capitalina, en conjunto con la Cámara Uruguaya del Libro, serán los encargados de montar el stand central de la edición 44a de la Feria Internacional del Libro, así como de programar una nutrida grilla de actividades para cada día del evento. Autores, homenajes, cine y espectáculos musicales se combinarán para darle a la "Muy Fiel y Reconquistadora" una representación por todo lo alto.

Piques para la Feria Internacional del Libro

Dónde: Predio ferial La Rural (Santa Fe y Sarmiento)
Horarios: Lunes a viernes, de 14 a 22. Sábados y domingos, de 13 a 22.
Entrada: 150 pesos argentinos ($ 255 uruguayos)
Programa completo: www.el-libro.org.ar/internacional/programa/






Acerca del autor