Ferrari fabricará coche deportivo para concretar subasta benéfica

Los fondos recaudados se destinarán a los damnificados por el terremoto de Italia
El sismo de magnitud de 6,2 que sacudió la localidad de Amatrice –centro de Italia– el pasado 24 de agosto, y que dejó al menos 293 fallecidos, provoco en Italia y en varios países europeos diversas muestras de solidaridad y colaboración.

Entre quienes se sumaron a colaborar con la causa está la firma italiana Ferrari, ya que Sergio Marchionne (presidente y CEO de la compañía) anunció que próximamente la prestigiosa empresa fabricará un ejemplar más del automóvil deportivo de esa marca.

En un comunicado dado a conocer en la página web de Ferrari, se informa que "con motivo de la cumbre bilateral entre los gobiernos de Italia y Alemania que ha tenido lugar en Ferrari, Sergio Marchionne, presidente y CEO, anunció que se añadirá un nuevo La Ferrari a las unidades que se habían planificado originalmente".

La nota agrega que "el vehículo de esta edición limitada, el primer superdeportivo híbrido del Cavallino Rampante, se subastará para ayudar a la población del centro de Italia que se ha visto afectada por el terremoto de agosto".

Un coche especial

Subasta de automóvil deportivo LaFerrari
Este modelo será reemplazado en el año 2017 por el automóvil LaFerrari Aprela<br>
Este modelo será reemplazado en el año 2017 por el automóvil LaFerrari Aprela

LaFerrari no es un vehículo más. De este modelo deportivo sobresalen su motor V12 con 963 CV (caballos de fuerza), sistema de propulsión híbrido Hy-Kers, que permite ir de 0 a 200 km/h en menos de 7 segundos, y llegar a más de 350 km/h de velocidad máxima). Su caja de cambios tiene siete marchas (doble embriague), cuenta con sistema de doble amortiguación y emisiones CO2 de 330 g/km.

Con respecto a otras características que lo diferencian de otros deportivos, su diseño ofrece un sistema de aerodinámica activa en la zona del alerón. Cuenta con un difusor de aire trasero y con aletas que pueden modificar sus ángulos de inclinación para alterar la carga aerodinámica, esto en relación a la velocidad alcanzada. Los neumáticos que utiliza son de la marca Pirelli (P-Zero), tiene frenos carbocerámicos (Brembo) y cuenta con controles electrónicos.

Este vehículo, que pesa 1.255 kilos, fue fabricado hasta finales de 2015 –se construyeron 499 unidades–, y ahora se diseñará la Nº 500, que podría tener detalles particulares no dados a conocer aún, pero que lograrían que la unidad no sea un automóvil más.

Cuando salió de fábrica y fue presentado al mercado, el coche costaba € 1,3 millones más impuestos, un valor que se estima que podría ser muy inferior al que puede alcanzarse en la subasta, de la que aún no se informaron mayores detalles por parte de los organizadores.

El último antecedente relacionado a la subasta de una unidad de este modelo –en color negro mate- fue cuando en agosto pasado un comprador pagó US$ 4,7 millones, dejando atrás las estimaciones de los expertos.

Si bien este modelo dejó de fabricarse, eso no será un problema para el gigante del motor, ya que sumaría el armado de la edición Nº 500 al trabajo que lleva actualmente en la producción del LaFerrari Aperta, el nuevo modelo de automóvil deportivo.