Fidel Castro: un sobreviviente de 90 años que marcó la historia

El líder de la Revolución cubana cumple años, cada vez más alejado del poder y de sus sueños
Cada vez más lejos de su sueño socialista y más cerca de la tumba, Fidel Castro cumple hoy 90 años convertido en un legendario y enigmático personaje del que cada vez se sabe menos. Aunque el mundo dio la espalda a sus ideales, el líder de la Revolución cubana fue una de las personas más influyentes del siglo pasado y además marcó a fuego la historia de su país, valiéndose de su aspecto de rudo guerrillero y de sus interminables discursos con los que fascinó a cubanos.

El militar de copiosa barba, que gobernó en la isla desde 1959 hasta 2006, cuando dejó el poder en manos de su hermano, Raúl Castro, se mantiene como referente político del Partido Comunista de Cuba pero en los hechos sus principales postulados perdieron lugar ante una política aperturista de la isla, si se la compara con la marcha de Cuba bajo la égida de la impermeable cortina de hierro.

Castro llegó al poder el 1o de enero 1959, cuando la Revolución cubana derrocó a la dictadura de Fulgencio Batista. El líder revolucionario instaló con los años un sistema de gobierno comunista de partido único, bajo una dinastía que conduce a Cuba hasta el día de hoy.

Ya pasaron 57 años desde que triunfó con la revolución de los barbudos, 54 de la crisis nuclear que estuvo a punto de desatar una contienda bélica en medio de la Guerra Fría, y 10 desde que dejó el poder por enfermedad. Pero Fidel Castro sigue ahí.

Cuando el revolucionario debió abandonar sus funciones al frente de la isla, quien tomó las riendas fue su hermano Raúl.

El menor de los Castro encaró algunas reformas planteando un modelo socialista menos ortodoxo que el de su hermano, pero mantiene vigente el sistema comunista y el partido único. Por eso, el grado de la apertura y hasta qué punto avanzará Cuba es todavía una incógnita (ver recuadro).

Una vez retirado del poder, el líder revolucionario publica reflexiones sobre diversos temas y mantiene su legitimidad ante los isleños. Además es citado por su hermano como una voz de consulta permanente.

En 2011 Fidel Castro confesó que nunca pensó "vivir tantos años" y en abril último pareció despedirse en el Congreso del Partido Comunista de Cuba. "Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno", dijo ante sus seguidores.

El dictador

Castro retó a 10 presidentes de Estados Unidos y gobernó con mano de hierro. En 1959 condenó a 20 años de cárcel al comandante de la Sierra Maestra, Huber Matos, por sublevación.

Castro aplicó una "doctrina militar propia" y logró "transformar una guerrilla en un poder paralelo, formado por guerrilla, y organizaciones clandestinas y populares", dijo a AFP Alí Rodríguez, exguerrillero y actual embajador venezolano en Cuba.

En la "primavera negra" de 2003 envió a prisión a 75 disidentes, y ese mismo año fueron fusilados tres cubanos que secuestraron una lancha para huir a Estados Unidos.

"Es el hombre de las E: ególatra, egotista y egocéntrico". Así define a Fidel Castro una de la encarceladas en 2003, la disidente Martha Beatriz Roque, de 71 años. Quien se le opuso, agrega, enfrentó una triple respuesta: "El encarcelamiento, las golpizas y los mitines de repudio".

"Lo voy a recordar como un dictador", señaló Roque.

Además, Castro siempre desoyó los llamados internacionales a una apertura política y consideró a los opositores "mercenarios".

Linaje revolucionario

El líder cubano derrotó conspiraciones apoyadas por Estados Unidos, y envío a 386 mil cubanos a luchar en Angola, Etiopía, Congo, Argelia y Siria. A lo largo de 40 años (1958-2000) escapó a 634 complots asesinos, según escribió Fabián Escalante, exjefe de inteligencia cubano, en Cubadebate.

En los años de 1960 apoyó las guerrillas de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Uruguay y Venezuela; a finales de los 90 adoptó políticamente a Hugo Chávez (fallecido en 2013) y hoy Cuba es anfitrión y garante del acuerdo de paz que pretende acabar con medio siglo de lucha armada en Colombia.

También se propuso hacer de Cuba una "potencia médica" cuando solo quedaban 3.000 médicos en el país. Hoy cuenta con unos 88 mil, uno por cada 640 habitantes.

Pese a su relevancia pública, el gran seductor mantiene con cerrojo su vida privada. Lo único que se le conoce son dos matrimonios y siete hijos con tres mujeres. "La vida privada, a mi juicio, no debe ser instrumento de la publicidad, ni de política", sostuvo en 1992.

El salvador

En un país donde el cristianismo se mezcla con los cultos africanos, los cubanos le atribuían a Fidel Castro la protección del orishá Obatalá, el dios padre, el más poderoso.

En su momento se creyó que se protegía con un chaleco antibalas. "Tengo un chaleco moral, es fuerte. Ese me ha protegido siempre", dijo a periodistas mientras les destapaba el pecho durante un viaje a Estados Unidos en 1979.

Los cubanos lo veían como el hombre que tenía una solución para todo, y lo creían casi inmortal hasta que enfermó en 2006. Pese a la gravedad, su lucha sigue.

"Puede ser que esté tocado por los dioses, como decimos nosotros, que tiene aché (suerte y poder)", dijo la experta cubana en cultos africanos, Natalia Bolívar.

La figura paternal del "comandante", tan respetada como temida, es omnipresente. Lo mismo se le veía en medio de un huracán que enseñando a preparar pizza.

El líder de la Revolución cubana decía despreciar el culto a la personalidad. No hay estatuas, pero su imagen se multiplica en la isla. Además, la leyenda crece tras el retiro del poder y sus escasas apariciones.

Venerado, odiado, influyente, Fidel Castro es, sobre todo, un sobreviviente.

El enigma de Raúl Castro y la apertura cubana

La apertura de Cuba llegaría, con el tiempo y de manera parcial, cuando Fidel Castro dejó el poder a su hermano, Raúl Castro, en el año 2006. Hoy los cubanos pueden viajar con menos trabas que hace 10 años, elegir entre muchos restaurantes privados, conectarse –pagando– a internet inalámbrico en puntos públicos, vender y comprar casa o auto. Además pueden ver flamear la bandera estadounidense en la sede diplomática del que fue por medio siglo el enemigo de la Guerra Fría, luego del restablecimiento de las relaciones en 2015.

En 10 años se "podían haber ejecutado muchos otros cambios estructurales. Los resultados han quedado muy por debajo de las expectativas", dijo a AFP Pavel Vidal, economista cubano que trabaja en la Universidad Javeriana de Colombia.

El experto advierte, por ejemplo, el frustrado desmonte del bimonetarismo implantado hace 12 años y la modesta apertura a la inversión extranjera. "No siempre la gradualidad y los cambios parciales son la mejor forma", dijo.

Otros cuestionan a Raúl Castro por las mismas razones que a su hermano Fidel: el burocratismo y el sistema de partido único que castiga a la disidencia.

Sin embargo, analistas como Arturo López-Levy, de origen cubano y de la Universidad de Texas, afirman que Castro contribuyó a que una parte de los isleños, sobre todo en La Habana, mejore su "estándar de vida".

Tras 48 años de gobierno de Fidel, Raúl y el Partido Comunista de Cuba (PCC) limitaron a 10 años (dos mandatos de cinco) el límite de permanencia en un cargo. Raúl ya anunció que dejará el poder en 2018.

Fuente: AFP

Populares de la sección