Firmeza en la reposición y en baja la exportación

Los novillos y las vacas gordas muy bien terminadas pueden alcanzar US$ 2,90 y US$ 2,60 por kilo, respectivamente
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

A pesar que se dio a conocer que Turquía bloqueó las importaciones de ganado en pie por parte de privados y ahora pasará a ser el único comprador, no aflojan los valores que se pagan en el mercado de la reposición por terneros. De todas formas, un operador dijo que es importante respetar la "inercia" que puede haber en los negocios. Por otro lado, la atención la centran los precios de exportación, que tocaron un mínimo de más de cinco años en carne vacuna.

En el remate de Pantalla Uruguay de ayer promediaron US$ 2,23 por kilo, 10 centavos más que en febrero y 30 centavos más que un año atrás. Los terneros hasta 140 kilos promediaron US$ 2,38. Todos precios al contado.

El consignatario de una firma integrante del consorcio resaltó que la exportación en pie no participó, la demanda fue solamente de productores. En el remate Plaza Angus de Plazarural del martes pasado los terneros generales también lograron precios muy buenos, promediando US$ 2,20, con un máximo de US$ 2,51 y un mínimo de US$ 1,83.

Por su parte, los valores transados en el mercado del gordo siguen planchados y para la vaca se torna más pesada la operativa ya que la demanda no acompaña del todo a la oferta. La semana que viene se estarían instalando algunas cuadrillas kosher, pero el grueso de las mismas llegaría sobre fines de abril y comienzo de mayo, comentaron operadores consultados.

Son dispares los precios y entradas que se manejan. El grueso de las plantas pasa entre US$ 2,80 y US$ 2,85 por kilo en cuarta balanza de novillos gordos, según dijeron distintos operadores. Se concretaron algunos negocios en US$ 2,90 por ganados de punta, mientras otras plantas más de US$ 2,80 no pasan. En vacas el rango de precios es de US$ 2,50 a US$ 2,55. Las entradas a planta se extienden de siete a 15 días hacia adelante.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) redujo dos centavos su referencia media para el precio del novillo y vaca pesada hasta US$ 2,88 y US$ 2,55, respectivamente. La de la vaquillona gorda se mantuvo sin cambios en US$ 2,72. Todas las categorías de ovinos vieron incrementados sus precios promedios: cordero, cordero pesado y borrego aumentó un centavo hasta US$ 3,19, US$ 3,21 y US$ 3,18, respectivamente. El capón subió hasta US$ 2,94 y la oveja hasta US$ 2,64. La oferta es muy reducida y la demanda opera con mucha cautela mirando hacia los mercados externos.

Durante la semana pasada se faenaron 28.431 bovinos, 34% menos que en la semana anterior y 15% por debajo en la comparación interanual. Se compuso por 13.491 novillos, marcando un retroceso anual de 11%, y 14.180 vacas, 19% menos. La faena de ovinos en cambio, más que duplicó a la de Semana Santa de 2015 y marcó una baja semanal de 48%. Se faenaron 7.584 lanares en total, 145% más que en el mismo momento del año pasado. Fueron 2.238 ovejas y 3.273 corderos, 52% y 186% más, respectivamente.

La faena de vacunos de marzo será bastante menor a la del año pasado, especialmente en novillos. Teniendo en cuenta las 146.494 cabezas de vacunos que se faenaron en el acumulado del mes hasta el sábado pasado, marzo terminará con un nivel total de faena del orden de las 174.300 reses. Esto significaría un descenso de 14% o 27.400 animales aproximadamente respecto al mismo mes de 2015. La faena de vacas rondará las 88 mil cabezas, 9% menos en la comparación interanual. Mientras que la de novillos estaría 20% por debajo, con un volumen mensual de alrededor de 82 mil animales.

En cuanto a la exportación de carne, los precios siguen bajando. Durante la semana pasada el ingreso medio por tonelada de carne vacuna vendida al exterior fue US$ 3.344, lo cual hizo caer a la referencia media de las últimas cuatro semanas a US$ 3.377 –13% menos que un año atrás–, su nivel mínimo desde finales de 2010.

Respecto a carne ovina, el ingreso medio semanal fue de US$ 4.083/ton y el promedio de cuatro semanas bajó a US$ 3.730/ton, ubicándose 20% por debajo en la comparación interanual.

Por ahora gran parte de los productores no venden sus ganados gordos y deciden esperar, apuntalados con la muy buena situación forrajera asegurada con nuevos pronósticos con más lluvias por delante.

Populares de la sección