Fiscalía de Brasil pide prisión para cuatro políticos del partido de Temer

El escándalo de corrupción detrás de Petrobras se sigue cobrando a funcionarios públicos

La Fiscalía brasileña pidió este martes prisión para el presidente del Senado, Renan Calheiros; el expresidente José Sarney; el exministro de gobierno del mandatario interino Michel Temer, Romero Jucá, y el expresidente de la Cámara, Eduardo Cunha, todos ellos altos dirigentes del Partido Democrático Brasileño (PMDB), por presunta obstrucción de las investigaciones en el escándalo de corrupción de Petrobras.

Sarney y Jucá se han visto salpicados a raíz de unas grabaciones filtradas por Sergio Machado, expresidente de una subsidiaria de la estatal Petrobras, en las cuales discuten sobre estrategias para detener las investigaciones sobre corrupción en la petrolera.

En una de ellas el propio Jucá, antes de ser ministro, propone "delimitar" las pesquisas de esta trama de corrupción, por la cual están siendo investigados medio centenar de políticos.

Machado también detalló en un testimonio a la Justicia el pago de sobornos que hizo a Calheiros, Sarney y al senador Romero Jucá, que fue nombrado por Temer como ministro de Planificación pero tuvo que renunciar al cargo a los pocos días tras la divulgación de las primeras denuncias del delator.

Cunha, por su parte, fue suspendido de su cargo de presidente de la Cámara por el Supremo el pasado mayo por alegada corrupción y obstrucción a la Justicia, pero la Fiscalía considera que continuó interfiriendo en las investigaciones aún cuando estaba apartado de su cargo.

Según el diario "O Globo", Janot también pidió la suspensión del cargo de Renan Calheiros.

Tras conocerse el pedido de prisión, Calheiros calificó de "abusiva" la decisión de la Fiscalía. "A pesar de no haber tenido acceso a los fundamentos" de esa solicitud, Calheiros "reitera su respeto a la dignidad y autoridad del Supremo Tribunal y de las instituciones democráticas del país", dice una nota difundida por su oficina de prensa.

El comunicado asegura que el presidente del Senado "no practicó acto alguno que pueda ser interpretado como una supuesta tentativa de obstruir a la Justicia".


Fuente: EFE

Populares de la sección