Fitch mantuvo calificación y el MEF prepara nueva emisión

La operación en pesos apuntará a inversores internacionales
La calificadora de riesgo Fitch Ratings emitió el viernes un comunicado en donde ratificó la calificación de la deuda de Uruguay en BBB–, el escalón más bajo dentro del grado inversor, con perspectiva estable.

La agencia destacó que la calificación de Uruguay está respaldada por sólidas características estructurales en términos de desarrollo social e institucional, entre los que mencionó la liquidez de las reservas internacionales y los bajos riesgos al momento de financiar las necesidades fiscales.

De todas maneras, el reporte indicó que estos factores son equilibrados por "un débil historial de cumplimiento" de los objetivos de inflación y fiscales, una carga de deuda pública relativamente alta y rigidez presupuestaria.

Por otro lado, se indicó que el paquete de medidas dispuesto por el gobierno en 2016 con el objetivo de reducir el déficit fiscal podría proporcionar "un alivio". No obstante, se indicó que para lograr la meta de 2,5% en 2019 se podrían requerir esfuerzos adicionales, según la visión de la agencia. El déficit fiscal se ubicó en el equivalente a 3,8% del PIB en los 12 meses finalizados en febrero. Además la calificadora indicó que espera un crecimiento de 2,1% para la economía uruguaya en 2017. En ese sentido, destacó la mejora de Brasil y Argentina que ya se refleja en las cuentas de turismo. Pero también indicó que los aumentos de impuestos que están vigentes desde enero podrían restringir la recuperación del consumo a nivel doméstico.

En entrevista con el programa De 8 a 10 de Radio Uruguay, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori dijo este viernes que en pocas semanas se espera el informe de la calificadora Standards & Poors y que es "muy optimista" al respecto. "Uruguay se ha diferenciado tanto de esta región complicada y eso juega un papel muy importante en la valoración que hacen del país", apuntó.

Emisión en pesos

El titular de Economía anunció que el gobierno prepara una nueva emisión en moneda local. "Estamos preparando una emisión importante en moneda nacional nominal internacional. Y vamos a convocar a inversores del exterior, no va a ser una emisión doméstica, sino una emisión internacional", dijo el secretario de Estado.

"Estoy seguro que vamos a tener éxito porque Uruguay está muy bien calificado", añadió Astori. Esta calificadora mantuvo el año pasado la nota en BBB, pero bajó la perspectiva de "estable" a "negativa".
Fuentes consultadas por El Observador aclararon que la operación de financiamiento se hará en el mercado doméstico y se apuntará a captar inversores internacionales. El gobierno entiende que aún "hay espacio" para aprovechar las emisiones domésticas en moneda nacional (Unidades Indexadas o pesos nominales), en lugar de pensar en una nueva salida en moneda extranjera en el exterior, teniendo en cuenta que la Fed está confirmando su alza gradual en las tasas de interés. A esto hay que sumarle una previsión de una suba del tipo de cambio.

Al cierre de 2016, el 55% de la deuda externa uruguaya estaba nominada en moneda extranjera y 45% en moneda nacional, según el último reporte de la Unidad de Gestión de Deuda del MEF. Luego de una estrategia de desdolarización de la deuda pública uruguaya que se inició en 2005 (cuando el 88% del pasivo era en dólares), se llegó a un piso en 2012 cuando ese porcentaje cayó al 45%, y la deuda en moneda nacional fue superior (55%).

No obstante, desde 2013 el peso de la deuda en moneda extranjera inició una senda ascendente con un crecimiento de 10 puntos porcentuales en los últimos cuatros años. l

Populares de la sección