Francia comienza a desmantelar el campamento símbolo de la crisis migratoria

Unos 2.300 migrantes fueron evacuados de la "jungla" de Calais

"Cualquier lugar de Francia es mejor que Calais", afirmó Bashir, un sudanés de 25 años, mientras se subía al primer ómnibus que salió este lunes de mañana desde el campamento de migrantes de esa ciudad hacia el centro de Francia. Para empezar a cerrar la página de uno de los símbolos de la crisis migratoria que afecta a Europa, el gobierno francés comenzó a desmantelar este lunes la "jungla" de Calais, un inmenso centro de acogida en el norte del país donde se hacinan miles de migrantes.

Más de 2.300 migrantes fueron evacuados en ómnibus, para ser llevados a 451 centros de acogida repartidos por Francia. El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, anunció que de los evacuados 1.918 son adultos y 400 niños, que fuero "orientados a un centro de acogida provisional" para determinar cuál será su destino.

Cientos de migrantes se habían presentado temprano por la mañana con valijas y bolsos frente al hangar utilizado como base de las operaciones. Allí, comenzaron a abordar los autobuses que los llevarán a los 451 centros de acogida repartidos en todo el territorio francés.

Esos 451 centros de acogida permiten albergar a unas 7.500 personas, pero su ubicación provocó reacciones a veces violentas en algunos municipios franceses. El lunes de madrugada, un futuro campamento en el centro de Francia fue parcialmente incendiado.

Además, varios miembros de la oposición de derecha aludieron al riesgo de crear varios "mini-Calais" en todo el país.

Unos 2.318 migrantes fueron evacuados, anunció el ministro del interior, Bernard Cazeneuve. Entre ellos figuran 1.918 adultos y 400 menores, que han sido "orientados a un centro de acogida provisional", a la espera de determinar su situación y destino.

La "jungla" de Calais es el campamento más grande Francia y viven migrantes principalmente de Afganistán, Sudán y Eritrea, que pretenden llegar a Reino Unido. El operativo de evacuación durará toda la semana y una vez que culmine, el lugar será demolido y mañana martes se empezarán a tirar las carpas donde los migrantes dormían.

El gobierno francés anunció a fines de setiembre el desmantelamiento del campamento, operativo en el cual participan 1.250 policías.


Fuente: AFP

Populares de la sección