Francisco cumple deseo de una niña que está a punto de quedarse ciega

Lizzy Myers, que quería conocer al pontífice, padece un trastorno genético que le provocará ceguera y sordera

El papa Francisco saludó en el Vaticano a Elizabeth "Lizzy" Myers, una niña estadounidense de seis años, cuyo deseo era conocer al pontífice y que padece un trastorno genético que le provocará ceguera y sordera en los próximos años.

La niña, que vive en Ohio, Estados Unidos, asistió a la audiencia general que el papa Francisco ofreció en la Plaza de San Pedro del Vaticano junto con sus padres y su hermana. Una compañía aérea turca ofreció cuatro pasajes para la familia, que decidió ir a Roma para conocer al pontífice argentino.

Embed

Al finalizar la audiencia, Lizzy pudo saludar e intercambiar palabras con Francisco. Durante unos minutos, el papa bendijo sus ojos, le acarició la cara y le aseguró que rezará por su familia, mientras que la niña le regaló "un pequeño meteorito", dijeron los padres en una rueda de prensa.

La niña quedó sorprendida por la personalidad del papa, tan sincera y cariñosa con los niños.

Los padres de la pequeña decidieron aprovechar la visita a Italia para mostrarle a Lizzy importantes obras de arte así como monumentos históricos de manera que queden grabados en su memoria.


Fuente: EFE Y AFP

Populares de la sección