Galanes, sueños de radio y el detrás de escena de Del Sol

El primer día de la nueva programación de la emisora combinó entusiasmo, nerviosismo y varias novedades
Cinco minutos antes de las 13 horas, una de las productoras abandona el control al grito de "¡galanes, galanes!". La llamada es para Diego González, Jorge Piñeyrúa (que recibe una fuerte palmada en la espalda de Iñaki Abadie antes de entrar al estudio), Pablo Aguirrezabal, Rafael Cotelo y Pablo Fabregat, el equipo de La mesa de los galanes que a veces, a fuerza de costumbre, siguen denominando Segunda Pelota antes de corregirse inmediatamente.

En los pasillos de la radio los conductores, productores y gerentes se cruzan, se saludan, se felicitan y se dan aliento entre programa y programa, con los nervios del debut a la vista. Los regalos llegan continuamente mientras en la sala de producción se repasan guiones, tiempos y temas. Es el primer día de la nueva Del Sol, una radio tradicionalmente musical que con un cambio reciente de dueños decidió apostar este año en grande y contrató a destacadas figuras para lanzar una programación fuerte que le pueda hacer sombra al resto del dial.

Era un sueño a largo plazo. Iñaki Abadie y Jorge Piñeyrúa se imaginaban con su propia radio y, casi como un chiste, Abadie se lo mencionó a su amigo de la infancia Francisco de Posadas, que volvía a Uruguay luego de cinco años en Suiza.

Un día de Posadas lo llamó y le dijo que había empezado las negociaciones para comprar Del Sol.
Así, de repente, Abadie y Piñeyrúa (con su productora La Guitarrita) se vieron del otro lado del mostrador. De ser fundamentalmente comunicadores a tener que armar desde cero la programación de la remozada emisora.

"Nos tuvimos que preocupar por que todos tuvieran auriculares, por los enchufes, que los horarios de la limpieza no molesten a los programas que están al aire, de las computadoras, de la antena, cosas que antes no teníamos que pensar", dice Piñeyrúa a El Observador en la oficina que comparte con Abadie dentro de la radio, que recibió un lavado de cara para esta nueva fase .

El proceso de preparación fue largo y exigente, pero finalmente ayer el proyecto para el que tantos meses habían trabajado comenzó a escucharse.

Arranque "divino"

"Muy, muy, muy, muy, muy buenos días para todos". La voz de Joel Rosenberg daba inicio a las 8 en punto a la nueva programación con No toquen nada, ahora en su nueva casa. El programa se mantiene en la misma línea que seguía en Océano FM, pero eso, según Rosenberg, responde a una decisión de "consolidar la base" que ya traían, y después "agrandar el programa".

Una de las novedades para el periodístico matinal es que ahora el portal de noticias 180 está asociado con la radio, y de hecho también tiene su redacción en el local de la emisora. "Plantea una sinergia y una conexión más fuerte", comenta Rosenberg.

Esa interacción permitió una incorporación, la de Diego Muñoz. "Habíamos perdido el columnista deportivo, más allá de que con Darwin (Desbocatti) teníamos una columna deportiva más humorística. Ahora a Diego lo puedo llamar cualquier día para que nos comente alguna situación, necesitábamos un ancla en esa área", explica el conductor luego de su primer día.

Los ajustes y las correcciones son casi instantáneas en estas primeras incursiones. Cada oficina y espacio tiene una radio por la que se escuchan los programas y hay constante control sobre el sonido.
También son permanentes las arengas y los comentarios positivos. "Está divino el arranque", dice Piñeyrúa.

Igual, pero distinto


El otro programa llegado de la 93.9 FM, cambio de nombre mediante, es La mesa de los galanes. "Básicamente es el mismo programa", define Piñeyrúa, aunque subraya el regreso de personajes como Edinson Campiglia (interpretado por Cotelo), o el Tío Aldo (Fabregat), además de nuevas secciones y algunas voces que no estaban hasta el año pasado.

Una de estas es la de Camilo Fernández, quien llegó recomendado por Carlos Tanco (quien personifica a Desbocatti). Lo conocía por su trabajo en la murga Cayó la Cabra, y por un programa de radio online que tenía. "Como soy más joven que ellos mi rol va a ser un poco el de corresponsal de la moral y la corrección política. Va a ser medio complicado", cuenta riendo.

Otra de las importaciones de Del Sol es Fútbol & Cia (ex 13 a 0 en El Espectador), dirigido por el padre de Jorge Piñeyrúa, Ricardo.

Pero no todo son versiones remodeladas de viejos programas.Una de las novedades es Quien te dice, conducido por Cecilia Bonino, María Noel Marrone y Pablo Fabregat, quienes sienten que los primeros días requerirán ajustar el rol de cada uno y probar al aire. En su hora de duración habrá entrevistas, columnas y visitas de expertos para explicar determinados temas "como si fueran clases abiertas", puntualiza Fabregat.
Del Sol Quien te dice

Diego González también destaca Cambio y fuera, que se emite luego de La mesa de los galanes y que conduce junto a Abadie y Gastón Carbajal. "Tendrá un resumen de la radio en el día, una sección llamada 'Poder del pueblo' con opiniones de los oyentes y algunos juegos, como por ejemplo esconder regalos en la Plaza Independencia y desde acá guiar a la gente para que los encuentre", dice.

Si bien Piñeyrúa resalta que lo más difícil del proceso fue irse de Océano –"estábamos bien y ahí quedaron varios amigos"–, tiene entusiasmo por esta nueva etapa y asegura continuamente que todo lo nuevo de esta faceta se facilita por el trabajo con gente cercana. "Es una radio de amigos, pero también hay profesionalismo".

Con la programación consolidada, el objetivo ahora es establecer la marca y ajustar detalles internos, dijo Abadie. Atrás van a quedar los nervios y la agitación del primer día.

Traspaso en la hora


El Poder Ejecutivo publicó ayer en el Diario Oficial la autorización a la transferencia del 100% del paquete accionario de Del Sol desde los antiguos dueños, Eduardo, Arturo y Álvaro Vargas, al nuevo propietario, Francisco de Posadas, hijo del exministro del Partido Nacional Ignacio de Posadas.

El año de los grandes cambios en la radio uruguaya


Más allá del lanzamiento de la nueva programación de Del Sol, entre la AM y la FM este 2017 trae numerosos cambios en el dial uruguayo. El hecho de que la mayor parte de la programación de la 99.5 está compuesta por exconductores, humoristas y periodistas de Océano FM, hizo que en la emisora del Puertito del Buceo hubiera un sacudón y debieran rearmar su grilla. Los cambios empezaron a comienzos de año, cuando a la tarde se estrenó la versión diaria de De Arriba un Rayo, conducido por dos integrantes de la banda Trotsky Vengarán –Guillermo "Cuico" Perazzo y Hugo Díaz–, Federico Capra e Inés Pereyra, en el horario que ocupaba Segunda Pelota (de 15 a 18 horas). Hasta el año pasado se emitía solo los domingos en esa radio. Los lanzamientos continuarán la semana que viene con Amanece que no es poco, un programa de "realidad ficcionada" que irá de 8 a 9 de la mañana con la conducción de Gustaf y Jenny Galván, y Todo Pasa, el periodístico conducido por Mariano López, María José Borges y Andrés Reyes que estará al aire de 9 a 12.

Otra radio que sufrió cambios es El Espectador. El periodista Daniel Castro dejó La Mañana y Alfonso Lessa ocupará su lugar desde el lunes, en un horario reducido, de 7 a 9. Le seguirá Suena Tremendo, que se mudará de la tarde a la mañana. Desde comienzos de año, además, el relator Alberto Sonsol conduce las tardes deportivas con Tuya y Mía y Básquetbol de Primera. Carve también tendrá modificaciones en las próximas semanas con la incorporación de Gerardo Sotelo en las mañanas y Patricia Madrid en las tardes, de 17 a 19 horas. La salida de Sotelo de Sarandí produjo la incorporación de Gabriel Pereyra en las mañanas de la 690 AM.

Acerca del autor