George Holliday, el hombre que grabó el primer video viral de la historia

En 1991 fue testigo de una golpiza a Rodney King, dando lugar a una intensificación del conflicto racial en Estados Unidos

A principio de la década de 1990, George Holliday, un residente del norte de Los Ángeles, salió con su cámara Sony Handycam a hacer unas tomas por el barrio. Se había enterado que en un bar cercano se estaba rodando la película Terminator 2, la escena donde el ciborg le quita la ropa y la moto a un pandillero. Allí logró filmar a Arnold Schwarzenegger en el vehículo. La madrugada del 3 de marzo de 1991, arriba de la misma cinta y en el mismo bar, grabó una golpiza de la policía a un afrodescendiente, llamado Rodney King. Fue allí que se llevó a cabo el primer video viral, sin ser catalogado aún de esta forma. Se convirtió en el primer ejemplo de reporterismo ciudadano, según indicó el diario español El País.

Él estaba durmiendo en su casa, cuando cerca de la una de la mañana lo despertó el ruido de un helicóptero. La Policía venía persiguiendo al atacado a más de 160 kilómetros por hora, hasta que se paró frente a la casa de Holliday.

Al observar esta situación decidió grabarla desde su balcón. King estaba a unos 40 metros de él, lo que permitió que en el video se escuchen golpes sobre el cuerpo durante ocho minutos."En ese momento yo estoy pensando: ¿qué habrá hecho este tipo para merecerse eso?", afirmó.

En ese entonces no había teléfonos inteligentes, ni YouTube, ni redes sociales. Holliday, desconoció la importancia de haber grabado ese hecho. Ese fin de semana recuerda haber contado lo sucedido en un casamiento, pero nadie le prestó atención.

Asimismo, llamó a la comisaria del barrio para saber qué había pasado pero no quisieron decirle nada. Seguidamente, se comunicó con la televisión local de Los Ángeles, KTLA, para preguntar si estaban al tanto. "En la conversación surgió el hecho de que lo tenía grabado y me dijeron que si les podía enseñar la cinta".

El canal sacó la noticia en el informativo y puso en la pantalla "filmado por George Holliday, Lakeview Terrace". "El teléfono explotó. Todo el mundo quería una entrevista y una copia de la cinta. Tuve que desconectar el teléfono, físicamente", explicó.

Tras tantas repercusiones, al otro día la emisora le pidió la cinta de nuevo, ya que consideraron que era "una historia más grande de lo que creían". Le pidieron la exclusiva por dos días a cambio de 500 dólares y aceptó. El departamento de Asuntos Internos de la Policía de Los Ángeles confiscó la cinta, pero ya habían hecho una copia.

Gracias a la difusión, según cuenta El País, cuatro policías blancos fueron a juicio por la agresión. Sin embargo, el 29 de abril de 1992 fueron absueltos por un jurado de blancos, a pesar de las pruebas demostradas. Esto conllevó a grandes disturbios raciales en Estados Unidos, que finalizó con la muerte de más de 60 personas. "Ha habido gente que me ha echado la culpa de los disturbios. Lo que hay en la cinta causó los disturbios, no la cinta", confesó.

"Un día vino mi hijo del colegio y me dijo: 'Papá, apareces en un libro de historia", dijo Holliday. Al parecer marcó un antes y un después con la grabación. Asimismo, figura en el juego Trivial Pursuit y aún lo reconocen por la calle. Nunca hizo mucha plata con el video, ya que lo engañaron muchas veces.

Hoy en día trabaja como plomero y un amigo de él lo ayuda a vender derechos de emisión para documentales y reportajes. Hace unos pocos años, logró recuperar su cámara que también había sido confiscada. La prueba original sigue en manos del FBI

Si bien nunca habló de lo que sucedió con la víctima, un día se lo encontró en una estación de nafta. Cuando estaba por pagar alguien le gritó; "Eh! ¡George Holliday! ¿Sabes quién soy?", le dijo. "No le reconocí, solo le había visto en fotos con la cara golpeada". Era Rodney King. "Me dijo: 'Usted me salvó la vida'. Yo no supe qué decir. Nos dimos la mano y nos dijimos adiós".


Populares de la sección