Gobierno acelera gestiones para asegurar planta de UPM

Las intendencias de Montevideo y Canelones buscan "alternativas" para el paso del ferrocarril
En menos de 24 horas el gobierno comunicó el interés "genuino" de una empresa francesa de participar en inversiones de infraestructura a "gran escala" en Uruguay, informó que durante el 2017 llamará a licitación para que se puedan presentar todas las empresas internacionales que manifestaron interés en hacer obras ferroviarias en el país, y el presidente Tabaré Vázquez se reunió con los intendentes de Montevideo y Canelones, Daniel Martínez y Yamandú Orsi, para intercambiar sobre aspectos sensibles que hacen al pasaje del futuro ferrocarril por esos dos departamentos.

La posible instalación de la tercera planta de celulosa en la margen del Río Negro es un tema prioritario para el Ejecutivo, que se juega a que la mayor inversión de la historia del país quede asegurada lo antes posible.

Sin embargo, en el camino surgen problemas que no sólo tienen que ver con la antigüedad de durmientes que son de otro tiempo (y la consecuente necesidad de captar inversiones para reconstruir y cambiar), sino que aparecen obstáculos de distinta naturaleza.

Una de esas dificultades quedó de manifiesto ayer, en la reunión que el presidente de la República mantuvo con los intendentes de Montevideo y Canelones. Martínez y Orsi le plantearon al mandatario su preocupación por el impacto que pudiera tener en algunas ciudades el trazado actual del ferrocarril.

El nuevo tren será más moderno, alcanzará velocidades más altas que el actual, ofrecerá menos posibilidades de cruces y hará el recorrido con más frecuencias, lo cual exige "modificaciones" a nivel urbano que preocupan a los intendentes, dijo Orsi a El Observador. El recorrido actual pasa por ciudades canarias como Las Piedras, Progreso y La Paz, así como por la entrada de Montevideo hasta ingresar en el puerto. Las intendencias estiman que si el nuevo tren hace ese mismo trazado estará generando un impacto importante en las zonas urbanas.

Por eso es que los equipos técnicos de las intendencias en Montevideo y Canelones elaboraron "alternativas" a ese recorrido que, en la reunión de ayer, Orsi y Martínez le presentaron al presidente. "Una de las ideas es que la línea se corra más hacia el oeste, esquivando los núcleos urbanos", especificó Orsi.

El intendente de Montevideo, por su parte, detalló en conferencia de prensa el diseño que preparó su intendencia. La alternativa incluye que el ferrocarril se "separe" antes de llegar a Progreso para luego enganchar con la ruta 5 hasta Paso de la Arena y finalmente recorrer la ruta 1 hasta el puerto. Martínez dijo que según los cálculos de su equipo técnico esta opción no sólo disminuirá el impacto urbano en la entrada de Montevideo, sino que además será un 30% menos costosa (en el orden de los U$S 100 millones). Además señaló que en este recorrido otorgará la posibilidad de una conexión más rápida en caso que se decida proceder con la extensión del puerto de Montevideo.

Pero esa alternativa deberá ser contrastada con otras en un análisis de costos y beneficios. Hay dos variables importantes: el aspecto financiero y el plazo que llevaría la implantación de la solución. En ese sentido, tampoco se descarta trabajar sobre el tendido actual y construir una doble vía. Vázquez mostró su voluntad para analizar todas las alternativas y reiteró su compromiso de resolver estos temas con todas las intendencias involucradas.

Inversiones

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), Víctor Rossi, dijo ayer a radio Sarandí que en el correr de 2017 se hará un llamado para que empresas internacionales muestren su intención de participar de las obras ferroviarias. El Ejecutivo anunció que la francesa NGE manifestó su intención de participar en estas obras a través de una carta dirigida al presidente Tabaré Vázquez.

Hay empresas italianas, españolas y alemanas interesadas en invertir en el ferrocarril uruguayo."Bienvenido el interés de empresas de jerarquía", dijo Rossi

Populares de la sección