Gobierno apuesta al control social para contener la inflación

Una app y un registro de comercios refuerzan herramientas oficiales
El gobierno busca que el control social sea una herramienta "muy poderosa" que, de la mano de la tecnología, ayude a combatir a la inflación, un "flagelo que afecta sobre todo a trabajadores y pasivos que tienen ingresos fijos", en palabras del subsecretario del Ministerio de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri.

Por este motivo, el Poder Ejecutivo anunció la ejecución de dos medidas en los últimos días que buscan atenuar la escalada de precios. Por un lado, en breve se lanzará una aplicación para celulares con la cual la población podrá monitorear los precios en los comercios de Montevideo.
En ella se podrá ver qué locales tienen los productos más baratos o más caros, además de que será posible comparar la variación de precios.

En declaraciones al portal de Presidencia, Ferreri dijo que ahora comienza la generación de información diaria y una vez que se tenga "una base de datos más amplia, se harán los análisis correspondientes".Esta aplicación estará disponible alrededor del 15 de mayo para que la población pueda hacer un "seguimiento" de los precios minoristas, indica el portal oficial.

A su vez, ayer se dio a conocer un decreto mediante el cual se crea en la órbita del Área de Defensa del Consumidor de la Dirección General de Comercio del MEF un registro de establecimientos de distribución minorista. En él deberán anotarse los comercios que estén obligados a brindar la información de precios exigidas en un decreto anterior, de 2006.

El PIT CNT anunció esta semana su intención de que sean los propios trabajadores los que controlen los precios; ante esta propuesta Ferreri dijo que no le compete opinar "sino generar las herramientas de control ciudadano para que estén disponibles", según consigna la web de Presidencia.

La central de trabajadores pretende crear brigadas que se ocuparán de monitorear la situación en determinados comercios y alertar a la población mediante intervenciones urbanas en la propia entrada de los locales.

El control de precios minoristas tiene relación directa con la aceleración de la inflación, que tanto en febrero como en marzo superó el 10%, una barrera que en sus expectativas previas el gobierno pretendía no rebasar.

Los precios aceleraron su ritmo de aumento a 10,6% interanual en marzo. Se trata del mayor incremento del Índice de Precios al Consumo (IPC) en 12 meses desde noviembre de 2003.

Populares de la sección