Gobierno asegura gas pero no lo ata a obra de regasificadora

El apoyo de Argentina y un estudio en proceso son claves en decisión
Aunque el gobierno asegura que Uruguay accederá a gas en un año y medio como forma de expandir su matriz energética, la ministra de Industria, Carolina Cosse, evitó ayer en el Parlamento confirmar la viabilidad de la obra de la regasificadora, tal como fue proyectada en un inicio para Puntas de Sayago.

Ante repetidas consultas de los legisladores de la oposición Pablo Abdala (Partido Nacional) y Pedro Bordaberry (Partido Colorado), la ministra afirmó en reiteradas ocasiones que el principal proyecto del gobierno es acceder a gas, pero en las mismas respuestas evitó atar esa fuente energética de forma exclusiva al montaje de la planta regasificadora.

La ministra mantuvo el mismo tono al ser consultada en rueda de prensa. "Estamos evaluando una gran cantidad de alternativas. Lo que me interesa aclarar es que el proyecto no es construir una regasificadora. El proyecto es la introducción en la matriz eléctrica de una fuente firme que es el gas", dijo Cosse.

"Cómo se hará, de qué dimensiones, con qué modelos de negocios, con qué capacidades propias; esas son algunas de las alternativas que estamos estudiando y que realmente no tenemos nada para informar porque no son estudios que se hagan en dos días y en el estado actual de la energía en el mundo las cuestiones cambian semanalmente y nosotros tenemos que tener la seriedad de tener todos los elementos para tomar las decisiones correctas. No tenemos ningún plazo perentorio", agregó.

En la decisión del gobierno hay dos aspectos fundamentales. Uno es la resolución que transmita el Poder Ejecutivo argentino de sí finalmente comprará gas, tal como le prometió en enero el mandatario argentino, Mauricio Macri, al presidente, Tabaré Vázquez. Cosse informó ayer que técnicos de los dos gobiernos trabajan "en investigar posibilidades de colocación de capacidad". En la decisión del gobierno hay dos aspectos fundamentales. Uno es la resolución que transmita el Poder Ejecutivo argentino de sí finalmente comprará gas, tal como le prometió en enero el mandatario argentino, Mauricio Macri, al presidente, Tabaré Vázquez. Cosse informó ayer que técnicos de los dos gobiernos trabajan "en investigar posibilidades de colocación de capacidad".

Al mismo tiempo, el gobierno espera el resultado de un estudio de ingeniería que se está procesando y que es clave para definir la respuesta que le den en marzo a la empresa Mol, cuando el Ejecutivo debe contestar si hace uso de la opción de arrendamiento por 15 años del buque regasificador.

Según supo El Observador, ese estudio costó US$7 millones, ya fue votado por el directorio de Gas Sayago, y su relevancia es clave para el proyecto.

En tanto, en la oposición de entiende que la viabilidad del proyecto se definirá en función de lo que ofrezca el gobierno argentino.

El debate

Durante el debate parlamentario la oposición cuestionó las intervenciones de Cosse. El nacionalista Abdala afirmó que "la ministra no ensayó respuesta ninguna" y "optó por eludir las consultas".

"Pensé que la ministra iba a venir con respuestas más concretas pero tengo que deducir que la ministra no sabe a dónde vamos. He notado una actitud de mucho secretismo, reserva. Yo acepto lo que son las funciones del gobierno pero otra cosa es cuándo no se nos da la más mínima pista", dijo el legislador convocante.

Bordaberry dijo que en el tiempo que lleva como legislador nunca había visto una secretaria de Estado "que no conteste nada". Bordaberry dijo que en el tiempo que lleva como legislador nunca había visto una secretaria de Estado "que no conteste nada".

Cosse dijo que se limitó a dar los datos que puede sobre la regasificadora, admitió que todavía faltan estudios, negó que Gas Sayago de pérdidas y afirmó que la rescisión del contrato con GNLS incluyó la suspensión de la garantía soberana. En tanto, el Frente Amplio defendió su comparecencia.

Bordaberry también cuestionó los costos de la obra del ANTEL Arena y comparó el proyecto con los sobrecostos alcanzados en obras realizadas durante el quinquenio anterior por ANCAP. El senador terminó esa intervención aludiendo a dos temas de la banda británica The Rolling Stones, que se presentaría horas más tarde en el Estadio Centenario. "I can´t get no satisfaction. Creí que la ministra iba a start me up pero no lo hizo", finalizó.

Frente salió al cruce por machismo

En medio de la sesión, la senadora astorista Daniela Payssé hizo un alto para expresar su "solidaridad" hacia la ministra de Industria, Carolina Cosse, por "una segunda alusión media misógina".

El blanco Alejo Umpiérrez había afirmado que "siempre se ha dicho que en Uruguay hay dos ministros florero; Educación e Industria". "Yo no creo que sea así, creo que en todo caso la ministra si tiene floreros será en su casa para recibir las rosas que le envíen", complementó.

Según afirmó Payssé a El Observador, la otra expresión fue del colorado Pedro Bordaberry, quien según la legisladora dijo: "Para seguir con el espíritu británico voy a usar un proverbio de allí: "Cuando una mujer dice que no, es un bueno, cuando dice puede ser, es si, y cuando dice si, no es una dama".



Populares de la sección