Gobierno de Macri saca rédito de captura vinculada a triple crimen

El presunto autor intelectual de los tres homicidios está detenido en Paraguay
El gobierno de Mauricio Macri aprovechó la captura del presunto autor intelectual de denominado "triple crimen de General Rodríguez", Ibar Pérez Corradi, para llevar agua para su molino en la interna política argentina.

La detención de la presunta cabeza del sonado crimen, que salpicó al exjefe de Gabinete durante el segundo período de gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, Aníbal Fernández, por su eventual vínculo, se sumó a la captura la semana pasada del exviceministro de Obras Públicas, José López, cuando intentaba esconder bolsas con casi US$ 9 millones en un convento, también en General Rodríguez, una localidad a 50 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires.

La ministra de Seguridad argentina, Patricia Bulrich, dijo ayer en radio La Red que si ella fuera Aníbal Fernández "estaría preocupada", y con esos dichos llevó el caso policial a la arena política. La cartera que dirige emitió además un comunicado en el que sacó rédito político de la captura de Pérez Corradi, detenido el domingo en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, en la triple frontera compartida por Brasil, Paraguay y Argentina, en un operativo realizado por las policías de los dos primeros países.

Pérez Corradi fue trasladado a Asunción para ser juzgado por la justicia paraguaya por falsificación de documentos, y permanece recluido en la sede de la Fuerza de Operaciones Especiales de la Policía Nacional paraguaya (FOPE).

"El Ministerio de Seguridad de la Nación, comandado por Patricia Bullrich, destaca y agradece la importante labor de la fiscal (paraguaya Sandra) Quiñónez para con la causa", dijo en un comunicado.

El texto añadió que "en el acta firmada por Pérez Corradi ante la fiscal Quiñónez, de la Unidad Especializada en Hechos Punibles contra la Libertad de las Personas (Antisecuestro), el aprehendido reconoció su identidad, hecho que aún debía ser corroborado debido a la intervención a la que se había sometido para eliminar sus huellas digitales".

En declaraciones al canal C5N, Aníbal Fernández dijo no conocer a Pérez Corradi. "No lo conozco, no se quién es", afirmó. Y agregó: "A mí Pérez Corradi no me quita el sueño, porque toda la vida he procedido como corresponde".

Extradición

La jueza argentina María Servini de Cubría pidió ayer la extradición de Pérez Corradi, algo que el domingo sus pares de Paraguay dijeron que sería factible dado que en Asunción enfrenta un proceso por un delito "menor".

Para resolver acerca de las medidas que se le imponen por esta causa, Pérez Corradi comparecerá hoy ante el juez Óscar Delgado.

En declaraciones a periodistas, Pérez Corradi negó su vínculo con el triple crimen. "No soy autor intelectual, soy uno de los mayores damnificados", dijo.

En la misma causa están imputados además dos policías por los presuntos delitos de producción de documentos no auténticos, producción inmediata de documentos de contenido falso y cohecho pasivo agravado, al haber supuestamente facilitado al argentino documentación falsa.

En tanto, el fiscal federal Franco Picardi solicitó al juez federal Sebastián Casanello que también pida la extradición de Pérez Corradi por presunto lavado de activos, según confirmaron fuentes judiciales a la agencia estatal Télam.

Ahora, el presunto autor intelectual del triple crimen dice temer que lo maten si regresa a Argentina, por lo que pidió protección. "Pedimos seguridad para él y para su mujer, Gladys Delgado, al igual que para su exmujer y sus hijos argentinos", dijo su abogado paraguayo, Carlos Rodríguez Brun. Su abogado argentino, Carlos Broitman, dijo que su cliente se allanará al pedido de extradición. Pero sostuvo que pedirá garantías.

Entre los más buscados

Pérez Corradi era uno de los delincuentes más buscados por Interpol. Es acusado de narcotráfico y de ser el autor intelectual del homicidio de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, en 2008, relacionado con el tráfico de efedrina.

Los cadáveres de los tres hombres aparecieron en un impactante caso considerado un "ajuste de cuentas",

Pérez Corradi es un exempresario farmacéutico de 38 años. Se lo identifica por los alias "Chiquito", "Peludo" o "Pelado". Expertos antidrogas lo acusan de traficante de efedrina con destino a Estados Unidos. La efedrina es un precursor químico de drogas sintéticas.

El 'Triple Crimen' fue cometido por tres sicarios, condenados a prisión en Argentina. En diciembre de 2015, los reos produjeron una cinematográfica fuga de una cárcel bonaerense hasta que fueron de nuevo detenidos.

Prófugo en Paraguay desde 2012, Pérez Corradi se movía libremente en el país. Estaba con su esposa paraguaya y dos hijos en el momento del arresto.

"Lo conozco como José Luis", dijo su pareja

La actual pareja de Ibar Pérez Corradi, la paraguaya Gladys Delgado, dijo ayer que a su marido lo conocía con el nombre de José Luis Fernández, en lugar de su verdadero nombre.

Pérez Corradi, quien estaba prófugo de la justicia argentina desde 2012, había huído a Paraguay, donde había formado una familia con Delgado, de 24 años, con quien tuvo dos hijos.

"Él es mi marido y no sé si es Pérez Corradi. Yo no lo conozco como Pérez Corradi, lo conozco como otra persona", dijo en declaraciones a dos radios argentinas.

Delgado afirmó que, si bien su pareja hablaba con acento argentino, él había negado ser de ese país. "Dijo que era paraguayo; y de su vida privada casi nunca me contó, sólo me dijo que es hijo único, que no tiene hijos, familia, nada; es muy cerrado", aseguró.

A pesar de la mentira a la que quedó expuesta, Delgado apoyó a Pérez Corradi. "Sea lo que sea, yo voy a seguir a su lado, siempre voy a estar con él: si te vas a la mierda, allá vamos", expresó. "Es el hombre más amoroso del mundo, nunca me alza la voz ni me falta nada. Nunca se pelea con nadie", agregó.

Respecto a las huellas dactilares de Pérez Corradi, que se había borrado para no ser identificado por las autoridades, Delgado dijo que un día estaba durmiendo y cuando se despertó vio que tenía las manos lastimadas. "Me dijo que no le pasó nada, que se había lastimado".

En tanto, la exesposa de Pérez Corradi, Liliana Aurehhuliu, dijo ayer a medios locales que desconocía que el ahora detenido tiene una mujer paraguaya y dos hijos pequeños con ella.

"No me molesta porque yo ya no tengo nada con él. Me molesta que haya dos bebitos más que van a sufrir porque ahora va a pasar lo mismo que pasó conmigo", dijo la mujer, que contó que cuando Pérez Corradi se fugó ella estaba embarazada y sus otros dos hijos tenían 3 y 5 años.

Aurehhuliu dijo que para sus tres hijos su padre estaba "muerto" porque "nunca recibieron noticias de él y ahora parece que tiene otra familia e hijos y es muy fuerte".

"Me gustaría que si fuera culpable de todo, que diga la verdad. Yo ya no sé qué creer. Le miro las manos y no tiene huellas", dijo la mujer.

Fuente: Agencias

Populares de la sección