Gobierno no cede a reclamo del FA y peligra acuerdo por la Rendición de Cuentas

Las próximas 48 horas son claves para saber si habrá recorte educativo
Al Frente Amplio se le acaba el tiempo que fija la Constitución y aún no ha podido llegar a un acuerdo que evite el choque entre el Poder Ejecutivo y la fuerza política por sus discrepancias sobre el contenido de la Rendición de Cuentas.

Ayer, el prosecretario de la presidencia, Juan Andrés Roballo, comunicó a la bancada de diputados de la izquierda que el Poder Ejecutivo se mantiene firme en su postura de no dotar de más recursos a la Rendición de Cuentas para cubrir los recortes previstos en el área de la educación.

Es la tercera vez que el mandatario envía este mensaje y esta vez Roballo advirtió que, en todo caso, desde el gobierno se acepta la reasignación de recursos dentro del dinero que ya hay establecido en la iniciativa. Y reiteró que las alternativas deben surgir de los sectores que proponen los cambios.

Todos los grupos del Frente Amplio –menos el Frente Líber Seregni- han criticado el recorte de $1500 millones de pesos previstos para 2017 en la Anep, el Inau y la Udelar, y realizaron propuestas para obtener recursos que pasan, entre otras cosas, por aumentar la tasa del Impuesto al Patrimonio y ponerle IVA a los juegos de azar. En ese sentido se corre el riesgo de que algunos sectores se nieguen a votar ese artículo y enfrentar asíl la resolución del gobierno.


El Partido Comunista (PCU), el Partido Por la Victoria del Pueblo (PVP) y la Liga Federal son los sectores que con más énfasis han manifestado su rechazo a ese artículo de la Rendición de Cuentas.
. Mientras que el Movimiento de Participación Popular (MPP) y la lista 711 -a quienes tampoco les gusta el recorte- trataban ayer a última hora de diseñar una solución que evitara el choque entre la bancada y el Poder Ejecutivo.

Hoy martes y mañana miércoles los diferentes grupos del FA se reunirán por separado para decidir qué postura toman ante la emergencia. Los plazos los apuran. Los diputados tenían previsto votar la Rendición de Cuentas en comisión la semana pasada pero luego trasladaron el encuentro para mañana miércoles. Ayer volvieron a postergarlo, esta vez para el jueves 28. Antes de la medianoche del 4 de agosto deben votarlo en el Plenario de la Cámara para que pase a consideración del Senado.

Tanto el presidente Vázquez como el ministro de Economía, Danilo Astori (FLS) le han transmitido a los legisladores que se debe cumplir el acuerdo entre el Poder Ejecutivo y el Frente Amplio que, entre otras cosas, supone el aumento del IRPF a los sueldos nominales mayores a $50 mil pesos.
En este punto no hay discusión, pero la mayoría de los diputados sostienen que no hubo ningún pacto para recortar gastos en la educación.
. Hay otros artículos que provocaron enfrentamientos con el Poder Ejecutivo pero en esos casos se pudo descomprimir la situación.

Por lo pronto, la Liga Federal del diputado Darío Pérez ya logró que el Ejecutivo aceptara sacar de la Rendición de Cuentas los artículos que le otorgaban a la Dirección de Casinos una mayor independencia del Ministerio de Economía y le daban la potestad de rotar a cualquiera de sus funcionarios en un área de 50 kilómetros de su domicilio habitual.

Asimismo, reforzaban la capacidad de Casinos de ceder el 10% de las ganancias de las máquinas tragamonedas para pagar los premios de las carreras de caballos.
Fue la Liga Federal la que durante la aprobación del pasado Presupuesto no votó el pasaje de la Policía Caminera a la Guardia Republicana y la disminución de vacantes en las Fuerzas Armadas. Esa actitud les valió el apodo de "rebeldes" y su caso fue analizado por el tribunal de conducta del Frente Amplio.

Las desavenencias con los recortes en la Rendición de Cuentas implican a gran parte de los sectores del FA y por tanto la situación parece más compleja.

Populares de la sección