Gobierno presentó app para monitorear precios minoristas

Se puede saber diariamente en qué comercios los productos son más baratos y en cuales son más caros

El Ministerio de Economía (MEF) presentó este miércoles PreciosGUB, una aplicación para dispositivos móviles (celulares y tablets) que permite a la población monitorear precios de distintos artículos de la canasta de consumo.

La herramienta permite comparar online la evolución de los precios de forma diaria con información recolectada en comercios de todo el país. Los consumidores pueden consultar precios de productos de forma individual o diseñar una canasta, y saber en qué lugares se venden más baratos y en qué lugares son más caros, de acuerdo a su zona de ubicación.

La aplicación se llama PreciosGUB y está disponible para Android (versión 4.4 o superior) y plataformas iOS en las tiendas iTunes y Play Store. En la actualidad cuenta con información de 150 productos y la base de datos se ampliará en los próximos días.

"Estas medidas entendemos que también colaboran en la lucha contra la inflación. No estamos yendo a una regulación de precios ni nada en esa línea, pero sí entendemos que el control ciudadano es una herramienta potente y eficaz", expresó en conferencia de prensa el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri.

La aplicación también permite realizar comentarios y denuncias si los precios que se informan al MEF son distintos a los que se publican en las góndolas. El Área de Defensa del Consumidor recibe diariamente mediante un sistema de web service información directa de los precios que figuran en las cajas de los comercios.

"No hay en ningún país un sistema que tenga los precios de los establecimientos y que sea georeferenciado. Lo que logramos es que en tiempo real el consumidor puede elegir dónde comprar", expresó la directora del Área de Defensa del Consumidor del MEF, Ana María Sánchez.

La inflación trepó a 11% en los 12 meses finalizados en mayo y superó las expectativas de los analistas privados, que esperaban una aceleración más leve en el ritmo de aumento de los precios al consumo. De esa forma la inflación completó cuatro meses en el terreno de los dos dígitos y alcanzó su mayor guarismo desde octubre de 2003.

Los expertos estiman que este pico inflacionario, alentado por los problemas climáticos que afectaron al sector agrícola, es circunstancial y que no altera en gran medida las actuales proyecciones de mediano plazo.

Las mediana de los analistas privados que participaron en mayo en la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador, preveía una inflación de 10,6% al cierre del último mes, cuatro décimas por debajo de los registros efectivos.

Populares de la sección