Gobierno se defiende: "Hay un ejército" trabajando en Dolores

La situación de la ciudad fue el tema central del Consejo de Ministros

La situación de Dolores luego del tornado y el resto de los departamentos afectados por las inundaciones se convirtieron en el tema central de discusión en las últimas tres reuniones del presidente Tabaré Vázquez con su gabinete. El Consejo de Ministros de este lunes siguió con la misma línea, aunque en este caso, y luego de cuestionamientos, el gobierno dio señales de que su presencia en la zona afectada se mantiene firme.

Una muestra de su intención de mostrarse presente en Soriano fue la breve aparición del director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, en la conferencia de prensa una vez terminada la reunión con Vázquez.

García fue el primero en hablar aunque adelantó que no se quedaría a toda la exposición que tenían previsto junto con la ministra de Vivienda Eneida De León y con el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo -que en total duró algo más de media hora-, dado tenía que partir a Dolores junto a otros representantes de la OPP para "chequear" los trabajos realizados en los últimos 15 días, luego de que el tornado afectara a la tercera parte de la ciudad. El director de la OPP remarcó que mantuvo conversaciones tanto con el intendente de Soriano, Agustín Bascou, como con el diputado frenteamplista por el departamento, Enzo Malán, para estar al tanto de los avances que se iban realizando en Dolores. También aseguró que la directora de Vivienda, Lucía Echeverry, se encuentra en Soriano desde la mañana de ayer, donde empezará a atender las necesidades de las viviendas más afectadas.

"Vamos a chequear y ponernos a la orden (...) Vamos a tener reuniones con todos ellos y vamos a estar recibiendo algunas solicitudes que nos han hecho, tratando de aportar en esa coordinación", dijo García, y minutos más tarde partió hacia el departamento.

Dudas sobre corte de puente

La apuesta del gobierno a remarcar su presencia en Dolores se dio días después de que algunos vecinos de la ciudad se manifestaron frente al municipio y en la ruta 21 para reclamar que aún no habían recibido materiales para reconstruir sus viviendas. El domingo por la tarde varias personas cortaron el tránsito en el puente San Salvador, principal acceso de la ciudad, que demoró el pasaje de camiones. En estos momentos se está realizando la cosecha de verano de sorgo, maíz y soja, cuya zafra se había retrasado a raíz de las inundaciones, por lo que el corte de ruta implicó retrasos en el pasaje de granos por el departamento, considerado el corazón agrícola del país.

Roballo se refirió al tema aunque aseguró que desde el departamento le señalaron que las protestas no representan "la situación general" y que las autoridades no recibieron ningún tipo de reclamo en las oficinas que tienen abiertas en el departamento. "Lamentablemente se procedió directamente a un corte de un puente neurálgico sobre todo para la salida de la producción que nos hace dudar de la verdadera motivación de una medida de estas características", expresó. De todos modos, aseguró que tanto el gobierno nacional como la intendencia atenderán los planteos. "Seguramente hay varios vecinos que de buena fe sienten la preocupación de encontrarse sin sus viviendas y hay que atender y dar solución a esas situaciones de acuerdo a la planificación que existe", concluyó.

Presentes

Roballo manifestó que el gobierno nacional "fortaleció su presencia" en el departamento a través de diferentes organismos estatales, como el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), la OPP, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), el Ministerio de Defensa y el Ministerio del Interior. En varios casos, como en el del Ministerio de Vivienda, del Sinae o de la OPP, el gobierno reforzó esa señal de presencia al enviar al departamento a los propios directores de los organismos. Roballo dijo que incluso la ministra de Vivienda, que estaba presente en la conferencia, "se instaló" la semana pasada en la ciudad de Dolores.

La ministra De León utilizó tres veces la palabra "ejército" como un modo de hacer referencia a la cantidad de funcionarios, técnicos, arquitectos e integrantes del gobierno que se encuentran trabajando en el territorio afectado. Además se refirió a la oficina que instaló su ministerio en la zona, donde los vecinos pueden informarse sobre préstamos, subsidios o beneficios a los que puede recurrir si es uno de las personas afectadas por el tornado. "Los vecinos de Dolores creo que hoy tienen respuesta para sus dudas", ratificó la ministra.

Contenedores provisorios

El Ministerio de Vivienda tiene preparados 40 contenedores que tienen "condiciones de habitabilidad" para enviar a Soriano. La idea del gobierno es armar dos campamentos, uno en la zona de Altos de Dolores y otro en Cadol, los dos barrios afectados donde vive población "más vulnerable", señaló la ministra. Allí se prevé albergar a unas 40 familias que ahora se encuentran en casas de vecinos o familiares. Otros contenedores se usarán como zonas comunes para armar comedores y, del mismo modo, habrá otros que brindarán servicios de duchas y baños. El gobierno realizó gestiones con la intendencia para que la comuna se encargue de la limpieza y la seguridad de los espaciones comunes.

El Ministerio de Vivienda envió por el momento 18 unidades aunque destacó la dificultad que hubo días atrás para conseguir fletes que los transportaran. Cada camión tiene capacidad para trasladar dos contenedores y el precio del servicio ronda los $ 50 mil. Durante la primera semana luego del tornado las tareas estuvieron centralizadas en relevar daños en viviendas y en la limpieza de la ciudad. En la segunda semana se empezó a trabajar con las viviendas que tenían menos afectaciones y en esta semana esta previsto que se asistan a las viviendas catalogadas en nieveles amarillo y rojo de destrucción.

Luego del relevamiento, un grupo de arquitectos se encargaba de ir casa por casa para definir qué materiales eran necesarios para reparar los daños. Hacía el reporte y definía si la familia necesitaría además mano de obra para implementar los arreglos. Una vez realizado el inventario, el vecino tenía que concurrir a donde se encuentran organizados los materiales y luego se coordinaba un camión para el traslado. Según De León, hasta este lunes se habían entregado 120 canastas con materiales.

Más temprano, el secretario general de la comuna, Germán Cavalero, había informado a El Observador que en esta semana terminarán de trabajar con las familias que sufrieron afectaciones leves.La ministra recalcó que luego del tornado el Ministerio de Vivienda dio a la intendencia de Soriano $ 4 millones para comprar materiales y otro millón para usar en mano de obra. Además, asignará $ 90 millones para la construcción de viviendas.


Populares de la sección