Gobierno y el FA buscan deshacer el "enredo" de la Rendición

Cuarto intermedio hasta hoy; Ejecutivo no cambia oferta para educación
El Poder Ejecutivo buscó ayer que la bancada de diputados del Frente Amplio comprometiera su voto en el plenario al proyecto de ley de Rendición de Cuentas con la oferta de abrirlo en el Senado y reasignar un tope de hasta $500 millones para el aumento del gasto en la educación. A cambio, recibió una contrapropuesta para que esa apertura fuese de al menos $ 800 millones. Anoche, los diputados de la izquierda no llegaron a un acuerdo con el Poder Ejecutivo, y se dispuso un cuarto intermedio hasta hoy al mediodía para continuar negociando. "Está todo muy enredado", reconoció a El Observador una fuente gubernamental.

El Poder Ejecutivo mantendrá su propuesta de adjudicar esos $500 millones adicionales a la educación "redistribuyendo" el gasto, pero no accederá a otorgar $ 800 millones, como pretende la bancada oficialista.

Fuentes del gobierno indicaron a El Observador que "varias opciones", que contaron con el aval del presidente Tabaré Vázquez, fueron presentadas a los diputados oficialistas durante el día y todas fueron rechazadas.

Las fuentes agregaron que la postura de Vázquez es que si el 4 de agosto la iniciativa no es votada en los términos en que está planteada, la bancada del Frente Amplio estaría rompiendo el acuerdo al que se comprometió con el presidente.

La iniciativa del Ejecutivo –rechazada por la mayoría de los legisladores– fue presentada por el diputado del Frente Líber Seregni, Alfredo Asti, en nombre de Vázquez y del ministro de Economía, Danilo Astori, y tiene el apoyo del expresidente y líder del MPP, José Mujica.

En los últimos dos días, Mujica les solicitó a los diputados de su sector que votaran el recorte y dejaran que el Senado siguiera negociando el asunto.

Tras el pedido, el diputado del MPP, Alejandro Sánchez, intentó convencer a los diputados de su sector de que se acoplaran a la propuesta del Ejecutivo.

Pero las resistencias en la bancada de izquierda se mantuvieron firmes. Una amplia mayoría de los diputados del Frente Amplio se opone a recortar las partidas para la ANEP, el INAU y la Universidad de la República por $1500 millones, que figura en la propuesta original del Poder Ejecutivo.

El Frente Líber Seregni es el único sector que apoya a rajatabla la Rendición, desde que el presidente, Tabaré Vázquez, reunió al Frente Amplio en Suárez y Reyes y acordó el voto al proyecto.

La Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Cámara de Diputados votó ayer de mañana 172 artículos de la Rendición de Cuentas que pasarán al plenario, pero luego ingresó en un cuarto intermedio para que el Frente Amplio discutiera el artículo que dispone recortes en el área de la educación.

La bancada de izquierda estuvo reunida durante más de cinco horas. El Partido de la Victoria del Pueblo, el Partido Comunista y la Liga Federal son los sectores que se han mostrado más firmes a la hora de rechazar la propuesta del gobierno. Los recortes también son rechazados por el PIT-CNT y los docentes universitarios, quienes resolvieron declararse en conflicto. El lunes 25, el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, había transmitido una vez más a los diputados de la izquierda que el presidente Vázquez no estaba de acuerdo con implantar más impuestos y, en todo caso, solo aceptaría una reasignación de recursos moderada.

En tanto, el ministro de Economía, Danilo Astori, afirmó que intentará continuar con las conversaciones con los legisladores del Frente Amplio, aunque subrayó que su pretensión es "mantener el alma de la propuesta".
"Estamos trabajando intensamente procurando, obviamente, mantener las columnas vertebrales de la propuesta", afirmó ayer durante su disertación en el ciclo de almuerzos de la Asociación de Dirigente de Marketing (ADM).

"Cruzaremos el puente cuando lleguemos al río", contestó Astori ante la consulta de su opinión sobre las diferencias que manifestó buena parte de la bancada del Frente Amplio. La Rendición de Cuentas se transformó en un escollo importante entre el Poder Ejecutivo y el partido.

Luego de que el gobierno presentara una propuesta inicial, hubo un espacio de intercambio entre la cúpula de Economía y todos los sectores de la izquierda que derivó en un cambio importante: no habría un aumento para la tercera franja del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), a diferencia de lo que proponía el texto inicial. El acuerdo se rubricó en Suárez y Reyes con una conferencia de prensa en la que Vázquez hizo el anuncio. Sin embargo, cuando parecía que el Frente Amplio tendría una Rendición en paz se levantó la polvareda a raíz de un "mal entendido". En algunos sectores generó sorpresa el hecho de que el aumento de la inversión para áreas vinculadas a la educación no se concretara en 2017 y fuese demorado hasta 2018, en contraposición a lo que se había entendido inicialmente.

Echan para atrás con enajenación

El Poder Ejecutivo resolvió ayer sacar de la Rendición de Cuentas el artículo 72 que enajenaba un terreno de la rambla portuaria para concederlo a la empresa Buquebús con el fin de que construyera una terminal martítima.

A propuesta del diputado frenteamplista Felipe Carballo (Lista 711) y con el respaldo de la mayoría de la bancada, el Poder Ejecutivo aceptó que esa iniciativa sea discutida en un ámbito distinto al de la Rendición de Cuentas, que está causando diferencias en la interna de la izquierda


Populares de la sección