Greenpeace exigió frenar el TTIP entre EEUU y la UE

acuerdo. Según la organización, no está considerada la protección de la salud
La organización ecologista Greenpeace, que ayer publicó documentos clasificados relativos a la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP, por su siglas en inglés) entre la Unión Europea y EEUU, pidió detener las conversaciones hasta que no haya un "debate público" que aclare varios de los puntos del tratado.

"Leyendo estos documentos llegamos a la conclusión de que la negociación debe detenerse, porque los negociadores no están actuando por el interés público", declaró el director para Europa de Greenpeace, Jorgo Riss, en una rueda de prensa donde, entre otras cosas, se explicó el contenido de las filtraciones.
En total son 17 los documentos filtrados que muestran "por primera vez cuáles son las posiciones de Estados Unidos" sobre una "reducción en el nivel de protección en la Unión Europea, que es circunnavegar regulaciones existentes".

"Como consecuencia, habría menor protección de la salud pública y del medioambiente en la UE", apuntó Riss.

El directivo exigió frenar las negociaciones "porque desde el punto de vista de la protección medioambiental no se puede tener confianza en los negociadores".

"Si hay cambio, el cambio va a venir de una discusión pública. Esperemos que la filtración aporte hechos para una discusión pública que se base en hechos, no en especulaciones", agregó.

El responsable de Greenpeace aseguró que la organización no rechaza "otros posibles acuerdos" entre la UE y EEUU, pero consideró que "este proyecto de aunar todo en una gran negociación y situar en ella asuntos sensibles como la sanidad pública y la protección medioambiental, es ya la base de un fracaso".

"Parece que los negociadores no tienen en cuenta los principios fundamentales en los tratados de la UE", indicó. Entre los mencionados por Greenpeace están el llamado "principio de precaución", que garantiza la posibilidad de legislar para proteger la salud pública o el medioambiente y que "no se menciona ni una vez" en los textos, subrayó Riss.

Fuente: EFE

Populares de la sección