Gremio de Fanapel desconcertado por decisión de cerrar la fábrica

Mientras se buscaba una salida con el gobierno, la gerencia de la industria informó el cese en Juan Lacaze


Mientras el Poder Ejecutivo seguía buscando una salida que asegurara la continuidad del proceso industrial de la papelera Fanapel en Juan Lacaze, este lunes la gerencia de esa unidad comunicó el cierre definitivo de la planta.

"No es la primera vez que nos pasa que la empresa negocia una cosa en Montevideo y luego comunica otra totalmente opuesta en Juan Lacaze", dijo a El Observador el dirigente sindical Marcelo Olaverry.

Este lunes hubo una instancia de negociación en el Ministerio de Trabajo pero, según el gremio, "en ningún momento se habló de un cierre definitivo". Por eso, el sindicato de trabajadores de Fanapel tendrá una asamblea a las 19.30 "grave y urgente" para determinar los pasos a seguir, informó Olaverry.

En declaraciones a canal 12 el director de Trabajo, Juan Castillo, admitió que la negociación está más complicada de lo que venía desarrollándose desde los primeros días de enero. "Hoy habíamos convocado a las partes para exponer el conjunto de elementos que teníamos y ver si los costos daban para empezar a producir. A juicio de los gerentes, distan bastante de ser los números deseados. Como contrapartida arriba la disponibilidad voluntaria de los créditos laborales. El sindicato lo rechazó, se va a hacer una asamblea esta tarde y seguramente estarán comunicando mañana la resolución", explicó Castillo luego de la reunión que el Ministerio de Trabajo tuvo con la empresa y los empleados.

Castillo dijo que espera que la negociación no sea un "capítulo cerrado". "Es una posición que mantiene la empresa, yo preferiría hacer algún esfuerzo más. Está claro que en la visión de la empresa esto no está siendo posible al día de hoy", admitió.

La industria emblema de Juan Lacaze dejó de producir papel y envió a unos 247 trabajadores al seguro de paro en enero porque su actividad dejó de ser rentable, según dijo el Grupo Tabepicuá –que integran capitales argentinos y estadounidenses– ante los trabajadores y el gobierno. La empresa puso como condición para seguir en pie que se redujeran sus costos, como el de la energía eléctrica.

Populares de la sección