Guns N' Roses: ¿por qué es importante su reunión?

Axl Rose y Slash, tras mantener una de las rivalidades más conocidas del rock, volverán por la puerta grande, 20 años después, más veteranos, pero con muchos hits
El 17 de Julio de 1993, en el estadio Monumental de River Plate, en Buenos Aires, Axl Rose y Slash hicieron vibrar al público por última vez. Las rencores alimentados por años y las peleas entre ellos marcaron el ritmo de la banda durante sus últimos años, y cuando la situación se hizo insostenible, Slash decidió abandonar Guns N' Roses en 1996. Veinte años después, se confirmó que ambos regresarán al grupo que los consolidó en el firmamento del rock. El escenario será Coachella, uno de los festivales de música más importantes del momento, a celebrarse en abril en California, Estados Unidos.

Los rumores de una posible reunión entre los dos integrantes más famosos de la banda comenzaron en agosto del año pasado cuando Slash confirmó que él y el cantante dejaron atrás sus diferencias. "Es genial poder dispersar todas esas cosas negativas que estuvieron pasando por demasiado tiempo", dijo al diario sueco Aftonbladet.

La semana pasada la prensa indicaba la posibilidad de que los Guns N' Roses volvieran por la puerta grande en Coachella. El pasado lunes la noticia fue confirmada por el festival, y tanto Slash como Axl Rose hicieron lo mismo en sus redes sociales.

Todavía no se conoce con exactitud cuales de sus miembros originales dirán presente, a excepción del vocalista, Slash, y Duff McKagan, bajista y uno de los fundadores de la banda, que ya aseguraron su lugar en el regreso.

La importancia de ser los Guns

La vuelta a los escenarios del conjunto, uno de los máximos exponentes del rock a fines de los años 1980 y principios de los 1990, no pasa desapercibida para el público y conduce inevitablemente a cuestionarse si la vuelta responde a una reconciliación verdadera entre sus miembros o a cuestiones puramente económicas.

Sin embargo, más allá de estas cuestiones, la primera pregunta que despierta esta reunión es: ¿pueden dos personalidades como la de Axl Rose y Slash volver a congeniar luego de veinte años de distanciamiento? Esta es una de las cuestiones que se espera que la presentación en Coachella conteste.
O tal vez no lo haga, ya que es de público conocimiento que varias bandas se han presentado a tocar aún cuando las diferencias entre los miembros son tan grandes como para no dirigirse la palabra fuera de los escenarios, como sucedió notoriamente entre los hermanos Gallagher de Oasis.

Esto lleva a la segunda pregunta y tal vez la más importante para el público de hoy en día: ¿por qué debe importar que una banda como Guns N' Roses vuelva a los escenarios en su forma original?
Porque este regreso, además de cumplir los deseos de los seguidores, puede volver a situar en carrera a una banda cuyo último trabajo con su firma fue el dilatado Chinesse Democracy, editado en 2008 y realizado por Rose como único miembro vigente del grupo.

Axl rose guns

Según la revista especializada Billboard, Coachella sería el inicio de una gira de conciertos por todo Estados Unidos y que podría extenderse al resto del mundo. No sería tan descabellado pensar que Uruguay, convertido en un destino frecuente para grandes bandas, podría volver a recibir a la banda, ahora con los miembros originales.

El segundo factor radica en la razón misma por la cual es considerada una de las bandas más importantes de la historia del rock. Aún hoy, éxitos como November Rain y Sweet Child o' Mine continúan sonando en las radios del mundo. Un ejemplo de lo que supo ser su éxito es que su primer álbum, Appetite for Destruction, fue en su momento el mejor debut en la historia en Estados Unidos, con 18 millones de copias vendidas.

Aunque el presente encuentre a sus integrantes más veteranos, excedidos de peso y pagando las facturas de los excesos permitidos a lo largo de su vida, los riff de la guitarra de Slash y la característica voz de Axl Rose volverán a estar juntos en un escenario, diciendo nuevamente "bienvenidos a la jungla". Y solo eso es suficiente para entusiasmar a millones.

Coachella sabe de reencuentros

Este festival, que se realiza en la ciudad de Indio, California, durante dos semanas de abril, tiene historial en presentar la reunión de bandas separadas. Por ejemplo, en 2007, juntó a los miembros de Rage Against the Machine, en 2008 hizo lo propio con My Bloody Valentine e incluso se animó a presentar en 2012 en forma de holograma al rapero Tupac Shakur, fallecido en 1996.

Fuente: Emanuel Bremermann 

Populares de la sección

Acerca del autor