"Hace años que traemos a los Rolling Stones de la música culta"

La presidenta del Centro Cultural de Música, María Julia Caamaño, presentó la temporada que se inaugura el 21 de abril en el Solís

Alexander Laluz, especial para El Observador

A lo largo de sus 74 años de vida, el Centro Cultural de Música (CCM) se ha consolidado como un proyecto cultural de singulares características, que ha ubicado a Uruguay en un prestigioso circuito musical a nivel internacional. Sus temporadas regulares y sus ciclos de actividades académicas han incluido orquestas sinfónicas, ensambles vocales e instrumentales y solistas de primer nivel, que son visitantes frecuentes de los escenarios más importantes en el campo de las músicas cultas.

Con justa razón, María Julia Caamaño, presidenta de la institución, comparó el nivel de estos artistas con el impacto mediático y social que provocó la reciente visita de los legendarios Rolling Stones. "Desde hace muchos años que nuestra institución viene trayendo una y otra vez a los Rolling Stones de la música culta y en ocasiones también de la danza. ¿O acaso un Rudolf Nureyev que vino en 1983 para el CCM no era tan mítico y legendario como puede ser Mick Jagger? Y es nada más que un botón de muestra de las maravillas que ha presentado nuestra institución, en la que yo tengo nada más que cuatro años de antigüedad como presidente".

Con un exigente programa que incluye obras de Glinka, Rachmaninoff y Rimsky Korsakov, el virtuoso y multipremiado pianista Andrei Gavrilov (Moscú, 1955) y la Orquesta Sinfónica del Estado de Siberia, bajo la dirección de Vladimir Lande, inaugurarán esta temporada del CCM el jueves 21 de abril en el Teatro Solís. Un concierto único que tendrá como principal atractivo al Concierto número 2 para piano y orquesta de Sergei Rachmaninoff, que será interpretado por Gavrilov, pianista prodigio que a los 18 años ganó el codiciado concurso Tchaikovsky de Moscú y que fue un protegido del notable Sviatoslav Richter.

"De esta forma iniciamos una temporada redondita, muy buena en su totalidad, que tendrá como escenarios al Teatro Solís y al Auditorio del Sodre", subrayó Caamaño. "No todos los días se tiene la oportunidad de escuchar dos orquestas europeas del prestigio de la Filarmónica del Estado de Hamburgo y la Tonhalle de Zurich. Y si se le agrega la orquesta de Hamburgo viene con la batuta de Kent Nagano, un gran director, y que trae como solista a un chelista top en el mundo como Gautier Capuçon, y que la Tonhalle viene con Nelson Freire como solista, es muy impactante. Ni qué decir del regreso de Gidon Kremer, un gran violinista que actuará junto a su Kremerata Báltica, o de la presentación del Victor Ullate Ballet, una muy elogiada compañía española de ballet, que realizará dos funciones en el mes de mayo. No hay un solo concierto que no valga la pena. Es una gran temporada".

Vea la entrevista completa en El Observador de mañana.


Populares de la sección