Hacer la América de punta a punta, en bici y con récord incluido

Dos europeos cruzaron el océano con ganas de aventuras. Axel Carion y Andreas Fabricius marcaron un nuevo récord Guinness

Por Pablo Donadio

¿Cuánto cabe en un sueño? No metafóricamente, sino cuánto. En el de Axel y Andreas dos bicicletas, 340 botellas de agua, tres cámaras de fotos, decenas de parches de llantas, unos 80 sándwiches, 11.000 kilómetros, un dron, cuatro lentes, dos gorras, un continente, seis conjuntos deportivos, infinitas pedaleadas y vaya a saber cuánto más que ya no recuerdan, tras el nuevo récord Guinness que establecieron en 50 días uniendo Cartagena de Indias (Colombia) con Ushuaia (Argentina).

Sangre caliente

hacer la 06

Hace calor en Cartagena. Siempre está cálido en esa tierra de tambores, herencia africana y aguas caribeñas. A un lado de la muralla espera Axel Carion, un europeo que tiene la pinta de un deportista extremo, de un biker de esos que salen en la televisión. Pero solo la pinta. En 2010 apenas si usaba la bici para ir de compras en Francia junto con Leticia, su esposa. A su lado está Andreas Fabricius, con algo más de trayectoria, aunque en distancias menores que las que esperan cumplir en breve. Están ellos y sus bicis, nadie más. Una palenquera de tez dorada y frutas sobre la cabeza pasa cerca y les sonríe. Buen augurio, piensan. Y así, como si nada trascendente ocurriese, salen a pedalear casi dos meses, a marcar la historia. Pero no como un gesto de prepotencia o récord pedante. Al contrario, tienen la sangre caliente, sienten lo cercano que puede estar para un hombre cumplir sus sueños con cierto esfuerzo y rigor, mucho entrenamiento y claro, algo de suerte. Una mirada humana, digamos, frente a los ídolos de bronce que regala la historia y sus grandes epopeyas fílmicas. "Si bien Andreas es sueco vive en Niza (Francia), donde yo nací. Ambos sentimos de cerca el Tour de France, aunque no nos entusiasma ese ciclismo puro, el de la competencia por la competencia en sí. Tenemos una mirada más terrenal, ligada al compartir y andar mirando hacia arriba y no hacia los pedales", cuenta Axel, de visita en las oficinas de Toyota Argentina. Andreas está ya de vuelta en Europa, porque el trabajo en paralelo a la bici sigue hasta que puedan prescindir de él. Esa es la idea, y parece que está dando resultado: desde que comenzaron a viajar por el mundo tienen cada vez más seguidores y el proyecto de Biking Man, su empresa, va instalándose como referencia para las travesías de alta resistencia (ver recuadros).

Sin fronteras

hacer la 04

Viajar. Usar la bicicleta como medio de transporte. Esa es su idea y para desarrollarla en plenitud es clave el dónde. "Ningún otro lugar tiene la belleza, los climas, las comidas, las personas y la... (¿cómo se dice? ¿Buona onda?), eso: buona onda", explica Axel al describir Sudamérica. Su itinerario-récord tuvo todo eso, sobre todo escenarios de una diversidad colosal, desde la costa caribeña colombiana a la cordillera de los Andes, pasando por las playas de Perú, el desierto chileno de Atacama y las pampas y las nieves argentinas. "¿Qué fue lo más sorprendente?" le pregunto. "Uff... creo que las condiciones geográficas y climáticas salvajes, con temperaturas de -5 °C a más de 40 °C, y altitudes como la del Paso de Jama, a 4.800 metros de altura sobre el nivel del mar".

hacer la 01

Aunque fue duro, no fue improvisado. El recorrido tomó su forma final en 2015, cuando Axel y Leticia (hoy parte del equipo de logística de Biking Man) hicieron tramos del viaje "noviando" un poco y haciendo ejercicio otro tanto. Tal fue la satisfacción de Axel que regresó a proponérselo a Andreas, su compañero de ruta en salidas menores por Francia. Así ambos trazaron el itinerario y pensaron en sumar el detalle marketinero del Guinness para asegurarse algo de repercusión. Batir el récord anterior haciendo menos de 58 días (récord vigente desde hace siete años) les aseguraba algunos titulares. Comenzaron entonces a desandar los 11.000 kilómetros que suma el continente de Cartagena a Ushuaia, sin asistencia. En su cabeza había un primer reto, el de llegar a Argentina enteros y allá apurar la marcha para sacar la diferencia. "Muchos tramos largos y desérticos como en Perú, donde me enfermé del estómago por cuatro días al tomar agua mala, pusieron en peligro el viaje. También fue severo el viento patagónico y las tormentas del cruce San Pedro de Atacama-Puna jujeña. Una de ellas dejó 40 centímetros de nieve en solo 10 minutos. Pero pudimos resistir", cuenta Axel. Ya sobre ese extremo paisaje del cruce chileno-argentino se encontraron con el resto del equipo de Biking Man. Didier a bordo de una pick up Hilux que los seguiría desde ahí en más; Leticia y Charlotte con mapas en las manos y teléfonos monitoreando las previsiones de Windguru y Windytv para vientos y lluvias; y David registrando la hazaña en video y fotos.

Quemar cubiertas

hacer la 02

Costa Caribe, Medellín, Pasto e Ipiales en Colombia; Quito, Ruta de Sol (Montañita, Puerto López) y Guayaquil en Ecuador; Tumbes, Piura, Trujillo, Lima, Arequipa y Nazca en Perú; Arica, Iquique, Calama y San Pedro en Chile; Susques, Cafayate, Chilecito, San Luis, Santa Rosa, Bahía Blanca, Viedma, Comodoro Rivadavia y Río Gallegos en Argentina. "Solo falta Ushuaia. El final del final", piensan. Se acuerdan del calor caribeño, del viento rasante de la Patagonia, del frío puneño, de las lluvias de la costa, de la nieve y del granizo del tamaño de una pelota de tenis... ¿Cómo aflojar ahora? Sí, descansar puede ser peor. Mejor animarse a la proeza: recorrer todo Tierra del Fuego en un solo día. Sus 417 kilómetros en 23 horas. "Fue una de las cosas más increíbles del viaje, una prueba de enduro que nos unió al paisaje. Esa fusión hombre-naturaleza la vivo de cerca con mi otra ocupación: las energías alternativas. Tengo el sueño de hacer prosperar ambas, porque allí está el futuro. El progreso y el encuentro de las personas, sin polución mediante". Y así llegaron a destino, pero no al final del camino.

Perfiles

hacer la 03

Axel es francés, tiene 31 años y es especialista en sistemas de energía alternativa y renovable, pero le gusta definirse ante todo como un multideportista. Recorrió Eslovaquia, Ucrania, Rumania y Moldavia en 2011; Rumania, Serbia, Macedonia, Bulgaria y Albania en 2012; Francia, España y Marruecos en 2013 y Sudamérica en 2015. Participó también de triatlones, trailrunnings y escaladas.

Andreas es sueco y en sus 33 años de vida se ha dedicado a nadar, a correr y al ciclismo de larga distancia. Hoy, desde Biking Man, ambos proponen seguir con la filosofía de romper récords, pero los de cada uno, mirando hacia el paisaje y compartiendo destinos. Para ello, están comenzando a organizar carreras de ultraciclismo con circuitos de resistencia en grandes destinos del planeta. Para julio están organizando una carrera de 3.500 kilómetros que comienza en Quito (Ecuador) y recorre los caminos de los incas a través de la Avenida de los Volcanes, la selva amazónica y la cordillera de los Andes. Más información en bikingman.com.

Hoja de ruta

Salida: Cartagena de Indias (Colombia), domingo 1º de enero de 2017.

Llegada: Ushuaia (Argentina), domingo 19 de febrero de 2017.

Países visitados: Colombia, Ecuador, Perú, Chile y Argentina.

Tiempo de travesía: 49 días y 23 horas.

Hospedajes: 5 días en carpa (ruta), 9 en casas de familia, 35 en hoteles.

Promedio diario: 10 horas de pedaleo y 217 kilómetros. En Argentina 255 kilómetros.

Distancia recorrida: 11.000 kilómetros.

Gesta y gesto

Además de lograr el nuevo récord, el equipo de Biking Man cumplió también un objetivo solidario de recaudar fondos para contribuir con "Bomberos sin Fronteras". Así la entidad que desde 1993 trabaja por el desarrollo e interviene en acciones de ayuda humanitaria en todo el mundo logró adquirir equipamiento necesario gracias a los patrocinadores. Axel y Andreas hoy son sus embajadores.