Hasta junio hay plazo para cerrar el convenio de la banca pública

El Ejecutivo fijó el 30 de este mes para firmar el acuerdo
El Poder Ejecutivo le informó ayer a los delegados sindicales de la banca oficial que la propuesta para alcanzar un acuerdo para la renovación del convenio salarial vigente caerá el próximo 30 de junio.
En líneas generales, el gobierno mantuvo los lineamientos que había alcanzado en un preacuerdo con los negociadores del gremio de los bancarios públicos, avance que luego sufrió un revés tras ser rechazado por una asamblea de trabajadores.

Según comentó ayer a El Observador el integrante del Consejo de Financiero Oficial de AEBU, Fernando Acosta, el Ejecutivo rechazó la nueva propuesta que los negociadores de AEBU llevaron sobre la mesa que salió de la última asamblea.

Luego se ingresó a un cuarto intermedio en el que los negociadores del Poder Ejecutivo acordaron otorgar un plazo máximo hasta el 30 de junio para renovar el convenio sobre la base del preacuerdo inicial, que habilita una recuperación de salario del 0,4% anual a cambio del cumplimientos de metas y objetivos.
Además, se plantea llevar de 6.30 a 8 horas la carga horaria para determinados sectores de la banca pública que están en competencia. En este aspecto, el Ejecutivo dio la posibilidad a AEBU para que presente una nueva redacción en la negociación del próximo 25 de junio. Ese fue uno de los puntos más cuestionados por la asamblea de AEBU.

En el caso de las vacantes, según explicó Acosta, se respetaría el criterio que fijó el Ejecutivo en la Rendición de Cuentas que presentó ayer el gobierno (por cada tres retiros se completan dos), pero "no se eliminarían" , completamente. Otro de los ítems que contempla la propuesta que hoy acompaña el Ejecutivo es la de "igualar" los beneficios de salud para toda la banca pública en un período de tres años, el plazo que está previsto rija en el nuevo convenio colectivo.

Hoy, el Consejo Financiero Oficial analizará cómo procederá políticamente si la propuesta del gobierno es un "avance" respecto a lo que estaba sobre la mesa. En el correr de la próxima semana se iniciará una ronda de contactos con los delegados en los distintos departamentos. Esa instancia será clave para ver si se llama a una nueva asamblea. La banca pública emplea a unos 6.800 trabajadores y el convenio colectivo del sector cayó el pasado 20 de diciembre. De todas formas, se acordó que mientras no se apruebe un nuevo convenio, se mantiene el que está vigente

Populares de la sección