Hubo 221 denuncias contra dueños de perros a octubre

Comisión de Tenencia Responsable detectó cinco casos "gravísimos"
La Comisión Nacional Honoraria de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba) ya resolvió 38% de las 221 denuncias recibidas hasta el 11 de octubre pasado. Además, otros 10 expedientes ya cuentan con sanción en primera instancia.

De ellos, dos de Durazno, dos de Paysandú y uno de San José están considerados "gravísimos", con multas al titular de los perros entre 50 y 500 unidades reajustables (UR) –$ 46.283 y $ 462.830, respectivamente–, la posible quita del animal y prohibición de tener uno a su cargo, informó ayer la web de Presidencia de la República.

Se consideran "gravísimas" las faltas cuando han ocasionado "daños irreparables a personas u otros animales".

Los restantes cinco expedientes son en San José, Canelones y Montevideo y están considerados "graves", con sanciones económica que van de 5 a 50 UR ($ 4.628,30 a $ 46.283, respectivamente), más la posibilidad de incluir quita del animal y la prohibición futura de tener uno a su cargo.

Autoridades del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) en la Cotryba, que preside el subsecretario Enzo Benech, presentaron el martes pasado en comisión de Diputados un informe acerca del trabajo que viene desarrollando esa repartición, que funciona en la órbita del MGAP desde enero pasado.

Además de la fiscalización, la Cotryba trabaja en la implementación del registro de los animales de compañía, que es obligatorio y los identifica con un dueño.

En Uruguay, la población de perros "es excesiva, en términos de animales por habitante, comparada con cualquier país". La Comisión de Zoonosis compartió un estudio de 2015 que reveló que hay 1,5 millones de perros; en 2011, había dado 1,2 millones.

Con esa tasa de crecimiento, en 2020 Uruguay estará cerca de los dos millones de perros. "Eso es tres o cuatro veces más que lo deseable", opinó Presidencia.

La Cotryba trabaja también en la educación y difusión como forma de sensibilizar a la ciudadanía y cambiar algunas prácticas como tenedores responsables. El tercer eje tiene que ver con la necesidad de tener políticas de control de la población.

Populares de la sección