Íconos de la violencia de las guerras

Muchas son las fotos de guerra que se pueden encontrar, pero pocas se convierten en íconos. Armando Sartorotti, editor de la sección fotografía de El Observador, analiza este fenómeno.
Íconos de la violencia de las guerras


Las imágenes adquieren un potente valor simbólico porque se las vincula o conecta con algo particular de cada persona. Según Sartorotti, hay imágenes de niños lastimados a causa de la guerra, que se han transformado en íconos porque representan las penurias y padecimientos que sufren miles de niños en esas situaciones.

La foto de Omran, el niño sirio cubierto de sangre y polvo en una ambulancia después de ser rescatado de entre los escombros de su casa bombardeada en la ciudad de Alepo, se suma a una larga lista de imágenes dolorosas de niños que, con el correr del tiempo, se han convertido en íconos bélicos. Son fotografías y videos que fueron capturados muchas veces en el apuro y sin tomar conciencia de la dimensión mundial que alcanzarían.

En este caso particular, se trata de una captura de un video realizado en el momento que Omran fue subido a la ambulancia. "El lenguaje audiovisual tiene la dinámica de imagen en movimiento que se presta a una lectura diferente de la foto fija", explicó Sartorotti, quien igualmente considera la imagen como una fotografía muy representativa.

En cuanto al límite de la ética periodística, dice que los medios deben actuar como mediadores entre lo que pasa en el mundo y los espectadores que están inmersos en su cotidianeidad y lejos de aquella realidad. "Hay una responsabilidad universal sobre las guerras, y está bueno que todos tomemos conciencia de eso", afirmó.

La foto que frenó con la guerra de Vietnam

Uno de los íconos de la fotografía de guerra, es la de la niña que corre desnuda por una carretera de Vietnam quemada por napalm norteamericano. Esta imagen tomada en 1972 por el fotógrafo Nick Ut, quien encuadró la foto sacando al periodista que estaba a un costado y dejando solo a los niños corriendo con los soldados detrás, "cuenta un drama en un primer plano espeluznante", expresó Sartorotti.

Esta imagen, que volcó la opinión pública norteamericana hacia el fin de la guerra de Vietnam, incumplió con dos normas importantes. En primer lugar, una que establece el manual de estilo de las agencias que prohíbe la publicación de fotografías en las que haya desnudos frontales. La imagen fue archivada por la agencia hasta que el editor fotográfico la sacó a la luz y luchó en contra de la estructura formal y burocrática, lo que permitió que hoy sea un ícono. En segundo lugar, violó con el principio de no intervención al que se debe ajustar el periodismo. En este caso, el fotógrafo y el periodista contribuyeron a salvarle la vida a la niña, luego de trasladarla en su Jeep al hospital y lograr, luego de varios intentos, que fuera asistida.


Populares de la sección