Iglesias evangélicas cuestionan instalación de imagen de la virgen

Voluntad del cardenal Sturla causó "profunda perplejidad"
La Federación de Iglesias Evangélicas del Uruguay (Fieu) –que nuclea a siete iglesias evangélicas protestantes– se sumó al debate sobre la laicidad que generó la voluntad de la iglesia Católica de instalar una imagen de la virgen en la rambla de Montevideo, frente al puertito del Buceo.

En una declaración pública que difundió días atrás la Fieu cuestiona la instalación de la imagen de la virgen y señala que "las estatuas o placas referidas a personas u obras de arte que se erigen en espacios públicos solo se justifican desde un punto de vista cívico cultural ético y estético y como reconocimiento de etnias, colectividades o grupos que hacen a la composición o memoria histórica de la sociedad uruguaya y no como imágenes religiosas particulares con fines de adoración y reverencia a costa de espacios comunes pertenecientes a toda la población sin distinción alguna". Al respecto, distingue entre lo que son las manifestaciones o ceremonias religiosas y "los objetos o lugares de cultos que se pretenden instaurar permanentemente con fines proselitistas, en lugares públicos y comunes de toda la población".

La voluntad del cardenal Daniel Sturla de instalar una imagen de la virgen de cuatro metros de estatura en la rambla de Montevideo abrió desde hace un par de meses el debate sobre la laicidad. Si bien la Intendencia de Montevideo elevó la solicitud de la iglesia a la Junta departamental, esta todavía no ha tomado una decisión. Lo cierto es que la solicitud divide a los ediles oficialistas. El debate también envolvió al Parlamento, donde la semana pasada la cámara de Diputados discutió sobre la instalación de la imagen.

Espacios compartidos

Hugo Armand Pilón, presidente de la Fieu, dijo a El Observador que la federación distingue entre lo que es un símbolo público con objeto de rendir memoria y "un símbolo que sugiere una actitud religiosa que entra en colisión con la expresión de otras personas o el uso de los espacios públicos", como es la imagen de la virgen.

Si bien las iglesias evangélicas, por fundamento bíblico, no utilizan imágenes en sus templos o espacios de adoración, Armand Pilón explicó que este concepto no está ligado a aquel por el cual se oponen a la instalación de la imagen religiosa en la rambla de Montevideo. "Nosotros no tenemos derecho a prohibir a otra persona que adore imágenes. El tema surge cuándo se trata de espacios comunes", expresó.

Puso como ejemplo el protocolo que la Fieu firmó años atrás con la iglesia Católica y otras iglesias sobre la atención en las cárceles. A partir de él existe en la cárcel de Santiago Vázquez un espacio religioso que utilizan todas las iglesias para realizar sus prácticas y ceremonias. Sin embargo, afirmó que ninguna de ellas coloca símbolos y si los coloca, los retira porque "es un espacio libre".

Armand Pilón manifestó que la relación con la iglesia Católica, a pesar de las diferencias, es buena. Incluso comparten espacios ecuménicos. Sin embargo, señaló que la Fieu nunca manifestó en estos ámbitos su postura sobre la instalación de la imagen de la virgen. "Consideramos que nuestra postura es conocida en los espacios ecuménicos. Simplemente que a veces las iglesias estamos metidas en nuestras propias cuestiones y nos olvidamos de esos ámbitos", especificó.

Más allá de esto, en la declaración la Fieu expresa "profunda perplejidad y disconformidad (...) ante una serie de hechos que se han ido sucediendo a lo largo de las últimas décadas". Entre ellas mencionan, la colocación en 2005 de la estatua del papa Juan Pablo II al lado de la cruz en Tres Cruces, "pleno espacio público y céntrico de la ciudad".


Populares de la sección