IMM dejará de exonerar tributos para bajar el déficit

Comuna revisa impuestos para revertir números en rojo
En busca de reducir el déficit económico y "dejar las cuentas en orden", la Intendencia de Montevideo (IMM) apuesta a revisar los tributos municipales y las exoneraciones de impuestos. Así lo establecen los objetivos y metas planteados para el periodo 2016-2020 en el presupuesto quinquenal presentado el pasado viernes en la Junta Departamental.

El intendente Daniel Martínez admitió haber recibido la comuna con un desfasaje financiero mayor al esperado y ahora su administración analiza instrumentos tributarios que le permitirían hacer caja.

En la exposición de motivos del mensaje presupuestal Martínez cargó en reiteradas ocasiones contra el déficit que le dejó la también frenteamplista Ana Olivera. En la exposición de motivos del mensaje presupuestal Martínez cargó en reiteradas ocasiones contra el déficit que le dejó la también frenteamplista Ana Olivera.

Pese al déficit, Martínez también prometió aumentar durante el quinquenio 40% las inversiones en relación con el período anterior en base a fuentes de financiamiento externas.

Los instrumentos

Si bien en reiteradas ocasiones Martínez aseguró que no se generarían nuevos tributos para paliar la falta de caja y terminar con el déficit de US$ 421 millones que acumula la comuna, y que se buscarían "recursos sin más impuestos", el documento presupuestal sugiere la realización de un "análisis crítico de la tasa general municipal" y se pone como meta el reducir el tiempo de las actualizaciones de las bases de valores reales de los inmuebles con Catastro para "detectar inconsistencias".

"Eso hay que ordenarlo, cobrar lo que hay que cobrar", había asegurado en entrevista con El Observador TV el intendente.

Según explicó a El Observador la directora de Planificación y Ejecución Presupuestal, Gabriela Fachola, se busca así mejorar la gestión del cobro de los tributos "apostando a que se logre mantener actualizadas las bases de cálculos" e identificar, por ejemplo, a través del clearing de informes a contribuyentes morosos y "que tienen posibilidades de no serlo".

Esa actualización servirá entonces para ajustar los valores de los inmuebles cuyos aforos quedaron desactualizados y llevaron a que muchos lugares de Montevideo sigan pagando como terrenos baldíos cuando se convirtieron en barrios de calidad.

Esas actualizaciones "pueden ser producto de mayores recursos, pero sobre todo apuestan la racionalidad del sistema, a que tenga los correctos incentivos y a la justicia", afirmó Fachola.
Esas actualizaciones "pueden ser producto de mayores recursos, pero sobre todo apuestan la racionalidad del sistema, a que tenga los correctos incentivos y a la justicia", afirmó Fachola.

La contribución inmobiliaria, la tasa general municipal, la patente de rodados y la tarifa de saneamiento configuran el 86% de los ingresos de la IMM, y es ahí donde se buscará mejorar aún más los ingresos. Según establece la exposición de motivos del presupuesto, "para los principales tributos y precios se apunta a una mejora en la gestión" lo que implica una mejor coordinación con el Estado; el análisis de la pertinencia de las exoneraciones vigentes; un "tratamiento más eficaz de la morosidad", tener más informacion del registro de contribuyentes; estudiar las tasas de mora; y el tratamiento de deuda temprana.

La idea, explicó Fachola, no es realizar grandes quitas, sino revisar las bases de cálculo de los impuestos teniendo en cuenta las diferentes situaciones.

Además de ajustar las tasas, como forma de tener nuevos recursos se buscará implementar instrumentos de incentivos a buenos pagadores.

En una perspectiva con objetivo de déficit cero y ante la necesidad de hacer caja, otra de las alternativas para generar nuevos ingresos sin crear impuestos es la de revisar las exoneraciones de los principales precios y tributos.

Las normas generales comprendidas en el documento presupuestal establecen políticas en relación con las tasas de saneamiento, y se plantea que ahora estará exonerada solo para aquellas viviendas de bajos recursos. Sobre la edificación inapropiada se eliminarán excepciones que anteriormente estaban exoneradas de pagar tributos. Y sobre el impuesto a la propaganda, que grava la colocación de propaganda en espacios públicos, se propone derogar la exoneración en "relación a los Entes Industriales y Comerciales del Estado comprendidos en el artículo 221 de la Constitución". También se pretende llegar a un ahorro del 5% en gastos de funcionamiento en relación con 2015.

Ingresos alternativos

La IMM procura además contar con "escenarios alternativos de ingresos". Se realizará un "plan de regularización y seguimiento de todas las concesiones" y se buscará renegociar los comodatos con clubes.

Se crean además dos nuevos fondos, uno en el departamento de Movilidad, que contrá con una cuenta extrepresupuestal "constituida por los ingresos provenientes de mezcla asfáltica" para uso en vías públicas; y uno en el departamento de Cultura, denominado Parques protegidos y al que derivarán el 50% de los ingresos provenientes de entradas, concesiones y publicidad de los parques Lecocq y Punta Espinillo. Ese fondo estará destinado a la mejora de infraestructura de esos parques.

Populares de la sección

Acerca del autor