IMM quiere identificar a chofer de Uber agredido para multarlo

La sanción es de 35 Unidades Reajustables, unos $ 31.500

La Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) anunció a través de un comunicado en su página web que está "en procura de individualizar al conductor que habría admitido trabajar para Uber para iniciar el proceso sancionatorio que corresponda".

Se trata del conductor que el pasado lunes 25 de abril fue perseguido por un taxista desde Plaza Independencia hasta el barrio Carrasco, y al que luego le fue impedido retirarse del lugar. Este episodio derivó ayer en el procesamiento sin prisión del taxista por el delito de justicia por mano propia.

Ayer, luego de conocer el fallo de la jueza Blanca Rieiro, desde la Patronal del Taxi aseguraron a El Observador que pedirían a la comuna que actuara de oficio para multar al chofer de Uber.

"La intendencia rechaza el funcionamiento de la empresa Uber por fuera del orden jurídico departamental y nacional", dice el comunicado. El organismo expresó además que la multinacional "continúa actuando por fuera de la normativa y no ha demostrado voluntad de diálogo" a través de la previa suspensión del servicio como habían reclamado desde la IMM y el Congreso de Intendentes.

Cuando la empresa comenzó a funcionar, en noviembre de 2015, la comuna afirmó que Uber estaba actuando de forma ilegal ya que no contaba con autorización de la Dirección de Tránsito para realizar el transporte oneroso de pasajeros. Para esa infracción, el digesto municipal prevé el retiro de las chapas y una multa de 35 Unidades Reajustables (unos $ 31.500).

Sin embargo el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, reconoció ayer en rueda de prensa que si bien se aplicaron algunas multas, el mecanismo para ello es "muy trabajoso".


Populares de la sección