Incubadora da Vinci con presencia en Maldonado y Buenos Aires

da Vinci Labs generó alianzas con StartUp Cowork Café en Punta del Este y WeWork en Buenos Aires, lo que le permite brindar a emprendedores sus servicios de incubación y capacitaciones
El primer lugar en el que se instaló da Vinci Labs, la incubadora de la Fundación da Vinci, fue en Cowork Montevideo. En diciembre del año pasado, abrieron en Espacio Serratosa en la Ciudad Vieja, para ampliar el alcance y posibilidades de que sus incubados trabajaran tanto en Buceo como en otro punto de la ciudad.

Siguiendo con la expansión, hace un mes y medio da Vinci Labs inauguró una nueva sede en Punta del Este en StartUp Cowork Café y recientemente, el 2 de mayo, en WeWork Buenos Aires.

Esas alianzas permiten a la Fundación da Vinci hacer foco y concentrarse en dar servicios de incubación, además de realizar actividades de capacitación y sensibilización de la cultura emprendedora. El cofundador y director de Fundación da Vinci, Sergio Delgado, considera que los centros de cowork son espacios muy importantes que van en línea al cometido de fomentar la cultura emprendedora.
"Nosotros no queremos ser un cowork, no lo hemos buscado. Somos una buena incubadora, un buen gestor de actividades de sensibilización para las actividades del ecosistema emprendedor", comentó.
Para Delgado hay una tentación, que no ocurre solo en Uruguay, de que una organización quiera abarcar todo y convertirse en el centro del ecosistema. "Ahí empiezan los problemas y las divisiones. En la medida que haya complementariedad y focos distintos, se podrá buscar el valor", dijo.

El objetivo de elegir Buenos Aires para expandirse, tiene que ver con poder desarrollar actividades en un ecosistema que está "muy entusiasta, que se mueve mucho y a pasos muy acelerados", a través de la normativa como la ley de emprendedores, por ejemplo.

"También es una forma de seguir apoyando a nuestros incubados que están en Uruguay para que puedan acceder a otros mercados. En general, Argentina es un muy buen primer mercado para expandirse, junto con Chile quizás y otros países de Latinoamérica. Poder brindar infraestructura y contactos en Argentina a través de la presencia en Buenos Aires es importante", puntualizó el director.

Desconcentrar

El ecosistema emprendedor uruguayo está concentrado en Montevideo. Aunque hay apoyos en cuanto a acceso a financiamiento en el interior, la mayor parte de las incubadoras están en la capital. Para Delgado, el reto está en crear un ecosistema en el interior con una calidad como la que se ofrece en Montevideo.

4 sedes tiene da Vinci que pueden utilizar sus incubados: Cowork Montevideo, Espacio Serratosa, StartUp Cowork Café y WeWork en Buenos Aires

"La idea con StartUp Cowork Café es hacer una alianza con los servicios e infraestructura que ya existían en el cowork. Allí se acompañaban a emprendedores; nosotros venimos a fortalecer eso. Tenemos que ser criteriosos porque no se pueden multiplicar la diversidad de organizaciones. También estamos trabajando en Florida, con la Agencia de Desarrollo, ya que vamos a hacer una capacitación en conjunto para emprendedores y con la Agencia de Desarrollo de Paysandú, siempre generando alianzas", sintetizó.

Por su parte, el cofundador de StratUp Cowork Café, Federico Astiz, señaló que la trayectoria y experiencia de da Vinci permite llegar a un público que necesita un acompañamiento más profundo para sus proyectos. "Nos suma un buen contenido para quienes trabajan aquí", indicó. El espacio se inauguró en 2015 y concurren tanto público local como turistas, mayoritariamente en verano.

Seguir motivando

El año pasado se lanzó el libro Fundadores.uy, con historias de emprendedores exitosos, y este año se lanzará la segunda edición, que superará los 3.000 ejemplares.

"Además, tenemos el segundo encuentro de incubadoras que se hace en Córdoba, Argentina, el 15 y 16 de junio. El primero se hizo en 2015. La idea es conversar y trabajar juntas, (analizar) cómo nos vemos, cuales son los desafíos, qué espera la comunidad y la sociedad de nosotros, las oportunidades de mejorar nuestros servicios, cuáles son nuestros clientes. La preocupación de este encuentro es reflexionar estos temas transversales que nos afectan", contó Delgado.

Al encuentro van a concurrir incubadoras que pertenecen a universidades, a gobiernos municipales o provinciales. De Uruguay participarán cuatro centros de apoyo a emprendedores que están en la órbita de gobiernos municipales.

A su vez, da Vinci realiza actividades de sensibilización y difusión, como el Montevideo Valley, la Emprendetón y la Hackathon Agro. "La idea es replicar estas actividades este año, y apoyar a emprendedores de distintos sectores productivos, como la salud, el agro, la educación. Eso da riqueza al ecosistema", resumió.


Nueva generación de incubados

Hasta el momento, da Vinci ha incubado a 21 emprendimientos y en dos semanas comienza la sexta generación. De esos se graduaron 17, y ocho han recibido inversión privada más allá de subsidios.

Los emprendedores incubados contarán con la posibilidad de acceder a un subsidio de $ 725.000 (fondos de la Agencia Nacional de Investigación y Innovación) más el espacio de trabajo en alguna de las sedes, y un proceso de mentoría intenso de entre seis a ocho meses.





Acerca del autor