Inferno y la vuelta de un bestseller al cine

Hoy se estrena la tercera adaptación a la pantalla grande de una novela de Dan Brown
A principios de este siglo había pocos escritores más comentados (y vendidos) que Dan Brown, un novelista célebre por sus libros de aventura y misterio centrados en el profesor Robert Langdon, un académico de Harvard que se ve envuelto en tramas que vinculan a organizaciones secretas que habitualmente suele hacer popular las teorías conspirativas, como los Illuminati o el Priorato de Sion, con organizaciones reales como la Iglesia católica o la masonería.

El tiempo ha demostrado que Brown recurrió a gigantescas licencias artísticas al representar organizaciones religiosas, obras de arte y eventos históricos y que sus obras son bastante formulaicas, aunque eso no le ha impedido (desde El código Da Vinci en adelante) vender millones de copias, y dar el siguiente paso lógico: que Hollywood las compre para el cine.

Hoy se estrena la tercera de sus adaptaciones: Inferno, basada en su novela más reciente. Nuevamente Tom Hanks encarna al profesor Langdon, como ya lo hizo en El código Da Vinci (2006) y Ángeles y demonios (2009) aunque en esta ocasión, afortunadamente, lo hace sin el espantoso peinado de las dos entregas anteriores.

Thriller médico

En esta ocasión, Langdon comienza la historia sin recordar nada de lo sucedido en los últimos días, con un golpe en la cabeza y abandonado en la ciudad de Florencia, Italia. Con la ayuda de la doctora británica Sienna Brooks (interpretada por Felicity Jones), Langdon deberá intentar detener que una bomba ubicada en algún lugar de Europa explote y libere un virus que eliminará a la mitad de la población mundial, parte del plan maestro de un científico obsesionado con el problema de la superpoblación mundial.

Para evitar el desastre, Langdon y su compañera femenina de turno deben resolver una serie de enigmas, en esta oportunidad vinculados a la Divina Comedia de Dante, en particular a la sección de la obra dedicada al infierno, tal y como indica el título de la novela y la película.

Claro que no todo será tan fácil ya que, como es habitual en las obras de Brown, un misterioso pistolero (en este caso una asesina profesional) perseguirá a los héroes para impedir que logren su cometido y salven al mundo. Además, la Organización Mundial de la Salud está al tanto de la existencia del virus e intentará intervenir y manipular a Langdon para que trabaje junto a ellos.

Atractivo internacional

Las dos películas anteriores basadas en novelas de Dan Brown ostentan un dato llamativo, pero que cada vez es más común en el mundo del cine comercial. Más del 70% de su recaudación total fue conseguida fuera de Estados Unidos, con los mercados europeos (Alemania, Italia, España, Francia y el Reino Unido) como sus principales taquillas.

Es que las películas son tanto atrapantes aventuras como semi-guías turísticas, al presentar recorridos por las principales ciudades del viejo continente, a las que Florencia, Venecia y Estambul se suman en este nuevo filme.

Quizás este atractivo sea la razón por la que nunca se adaptó El símbolo perdido, la tercera novela con Langdon como protagonista, que transcurre en Washington DC y se vincula con la historia estadounidense y la masonería.

Además, películas como Inferno, si bien son dirigidas por el estadounidense Ron Howard y protagonizadas por su compatriota Tom Hanks, suelen incluir un elenco internacional.

En este caso se cuentan el indio Irrfan Khan (Jurassic World), el francés Omar Sy (Amigos intocables), la inglesa Felicity Jones (La teoría del todo; Rogue One: una historia de Star Wars) y la danesa Sidse Babett Knudsen (protagonista de las series Borgen y Westworld).

Los seguidores de las historias de Dan Brown pueden esperar más de lo mismo en comparación con las películas anteriores: una historia entretenida con el talento de Hanks conduciendo la historia. Si está en busca de rigor histórico o científico, será mejor optar por un documental.

Langdon en el cine

El código da Vinci (2006) La novela más célebre de Brown fue la primera en llegar al cine, y dar a conocer a un público mayor a Robert Langdon. El académico se ve involucrado en la mítica búsqueda del Santo Grial, que resulta no ser una copa, sino la descendencia de Jesús. Francia, Inglaterra y Escocia son recorridos por Langdon y la criptógrafa francesa Sophie Neveu en busca de este poderoso secreto.

Ángeles y demonios (2009) Si bien la novela es anterior, la película no deja claro si se trata de una secuela o una precuela de El código da Vinci. En esta ocasión, Landgon viaja a Roma para evitar el asesinato de los cuatro candidatos principales al papado, luego de que el anterior santo padre sea asesinado por los misteriosos Illuminati, que amenazan con destruir el Vaticano.

Populares de la sección

Acerca del autor