Inversión del núcleo industrial tuvo su mayor caída en 12 años

La merma de 2015 fue generalizada, en línea con la desaceleración de la economía
En línea con el deterioro que viene mostrando hace varios meses la producción del núcleo duro industrial, el Índice de inversión en maquinaria y equipos (IMEQ) –que divulgó ayer la gremial del sector– mostró una caída de 20,8% interanual el año pasado, anotándose su mayor descenso en 12 años. Asimismo, no se esperan señales de mejoría para 2016.

De acuerdo al informe de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), la constante caída del núcleo duro de la producción manufacturera (que no contempla la refinería de ANCAP, ni las plantas de celulosa y de Pepsi), el menor crecimiento de la economía uruguaya, sumado a los problemas de competitividad y la incertidumbre económica global, "explican la fuerte caída en los niveles de inversión del sector industrial".

Las perspectivas para el futuro inmediato lucen pocas alentadoras respecto a la ejecución de mayores recursos para elevar la capacidad productiva industrial.

El IMEQ acentuó su caída durante el último trimestre de 2015 (26,6%) y "no se espera una reversión de la tendencia para 2016, de acuerdo a las expectativas de los empresarios industriales". Antes del traspié del año pasado, la inversión en maquinaria y equipos del sector industrial había registrado tasas de expansión importantes en 2013 (28,2%) y un poco menores en 2014 (14%).

Las más activas

El IMEQ del último trimestre de 2015 mostró cuáles fueron las industrias que más sobresalieron en materia de inversión. En primer lugar, aparece la compra de maquinaria por US$ 8 millones realizada por la firma Tigoral. Esta empresa prevé construir un aserradero, secadora de madera, playa de acopio de rollos, calderas para la generación de vapor y generación de energía eléctrica, entre otros, en las instalaciones de la planta industrial donde funcionaba Urupanel, ubicada en Tacuarembó. La inversión global de Tigoral rondará los US$ 25 millones, según la CIU.

En segundo lugar, sobresalió la inversión de la firma estadounidense Velcro que destinó
US$ 4 millones en la adquisición de máquinas y aparatos para operar con caucho o plástico. Se trata de la mayor compañía mundial en la producción de sistemas de cierras que montó una planta en Barros Blancos (Canelones). Por su parte, durante el cuarto trimestre del año la firma Pagnifique destinó más de US$ 3 millones en la compra de máquinas y equipos. Un monto cercano a esa cifra invirtió la empresa maderera Urutransfor, mientras que Alimentos Fray Bentos destinó US$ 2 millones en su planta industrial de suero en polvo ubicada en Río Negro.

Por sectores, el IMEQ de la agrupación Alimentos, bebidas y tabaco cayó 48,3% respecto a igual trimestre de 2014, mientras que el IMEQ sin considerar ese sector descendió 21% y se mantuvo en niveles inferiores al de los últimos dos años. Por su parte, el ránking de empresas importadoras de bienes de capital del sector industrial en 2015 fue encabezado por Tigoral (US$ 8,3 millones), seguido por Conaprole (US$ 7,3 millones) pese a la difícil coyuntura que atravesó el sector lácteo en su conjunto por el desplome de los precios de exportación de sus productos.

Un escalón por debajo quedó Pagnifique (US$ 6 millones), Maltería Oriental (US$ 4,8 millones) y Velcro (US$ 4,3 millones).La merma de la inversión en equipamiento no fue solo patrimonio de la industria manufacturera. Según la CIU, el IMEQ general de la economía y el sector privado descendió 10,5% en el último trimestre de 2015 en la comparación interanual y registró su quinta baja consecutiva.

Las compras externas de maquinaria y equipos en dólares descendieron en todos los sectores. El comercio con una baja de 52,8% encabezó el ránking, seguido por el agro (49,6%), servicios (27,9%), industria (26%), electricidad, gas y agua (25%), transporte (24,8%) y hoteles y restaurantes (17%).

Populares de la sección