Inversión exonerada creció fuerte en 2015 pero creó menos empleos

El monto de capitales amparados en la ley de promoción fue 58% mayor al del año anterior
El año pasado tuvo lugar un fuerte aumento en el total de los proyectos recomendados por la Comisión de la Aplicación de la ley de inversiones (Comap), para acceder a exoneraciones impositivas. Las inversiones promovidas tuvieron como principal foco el sector exportador. De hecho, los promotores de los proyectos se comprometen a dar el mayor impulso a las exportaciones desde el establecimiento del régimen. Pero, como contracara, tendrán el menor impacto sobre el mercado de trabajo, en momentos en los cuales los nuevos puestos creados por la economía no alcanzan a cubrir los despidos.

De acuerdo con el informe que divulgó ayer la Unidad de Apoyo al Sector Privado (Unasep) en 2015 fueron recomendados 519 proyectos frente a los 460 del año previo, lo que implicó una suba de 13%, por un monto para invertir de US$ 2.413 millones. Así, el incremento en el total de la inversión fue de 58% anual.

El principal énfasis de los proyectos durante el año pasado estuvo concentrado en las exportaciones. Las empresas que presentaron proyectos de inversión se comprometieron a elevar las ventas al exterior en U$S 350,7 millones en promedio anual para los próximos cinco años. Este monto es casi cuatro veces mayor al de 2014 (+272%), y alcanzó el mayor registro desde 2009.

Por el contrario, la cantidad de empleos generados –que viene en descenso desde hace tres años– tuvo una leve reducción frente a 2014, de 6,4%. Eso implica la generación de 3.053 puestos de trabajo, la menor cantidad en siete años, cuando comenzó a aplicarse la nueva ley de promoción de inversiones.

Cabe destacar que en 2012 se establecieron cambios al Régimen de Promoción de Inversiones donde se priorizaron los incentivos para mejorar la calidad del empleo de los proyectos de inversión y no tanto el número de puestos de trabajo generados. Del total de empleos que esperan generar las empresas, prácticamente la mitad (49%) correspondieron a empleos de calificación media, seguido por calificación media alta (20%), baja (17%) y alta (6%). A su vez, el 28% del total de empleo generado correspondió a contratación de mujeres, el 23% a trabajadores de 24 años o menos y/o de 50 años o más, mientras que el 5% de los puestos se dirigió a trabajadores rurales.

Por otro lado, se promovieron inversiones en procesos de producción más limpia (P+L) y en inversión, desarrollo e innovación (I+D+i) ascendiendo a US$ 1.036,2 millones y US$ 63,7 millones, respectivamente, lo que implicó un aumento respecto al año anterior.

Asimismo, a partir de la modificación de 2012 que se introdujo el indicador de adaptación al cambio climático, los proyectos por este concepto han venido con constante aumento pasando de ocho en 2013 a 28 en 2014 para cerrar el año pasado en 37.

Respecto a la inversión por sector de actividad, el 58% del monto invertido fue por las empresas del sector industrial, seguido por el turismo con una participación de 19%, agro (13%) y el sector de servicios (8%).

Con relación a la distribución geográfica, la mayor concentración de la inversión se ubicó en el interior del país, que representó el 65% del total y se mantuvo sin variaciones frente a 2014. Según el número de proyectos, el 55% se ubicó en departamentos del interior del país, 39% en Montevideo y 6% en varios departamentos a la vez.

Populares de la sección