Investigan responsabilidades en choque de trenes con lesionados

Locomotora colisionó con una máquina estatal que no tiene licencia para operar

El directorio de AFE investiga las causas de un siniestro registrado ayer en Cardal (Florida), donde una máquina perfiladora chocó al mediodía contra un convoy con 15 vagones cargados de rieles que estaba parada sobre las vías, y en el que resultaron cinco trabajadores heridos. La locomotora y los vagones con rieles pertenece a la Corporación Ferriviaria del Uruguay (CFU), una empresa privada propiedad de la estatal Corporación Nacional para el Desarrollo (CND).

El director de Transporte Ferriviario del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), Álvaro Fierro, admitió a El Observador que el convoy chocado de la CFU no cuenta con la Licencia de Operador Ferroviario (LOF) que exige un reglamento aprobado por decreto por el presidente José Mujica (2010-2015) en agosto de 2013. Sin embargo Fierro aseguró que la CFU tiene "autorización" para poder circular por las vías, por lo que no considera irregular su transporte.

El funcionario insistió con que se trata de una empresa constructora y no una empresa de transporte.

Los lesionados se recuperaban ayer de sus heridas; todos estaban fuera de peligro. Uno de ellos era estudiado puesto que se golpeó en la cabeza y tuvo un corte. Otro se fracturó la mano.

AFE investiga las causas del siniestro, que se generó porque la locomotora y sus vagones estaban parados. Según Fierro, lo había hecho porque tuvo un "desperfecto". Una de las dudas clave a despejar es si los operarios comunicaron o no esa parada, lo cual es clave para dar cuenta a otras locomotoras que transitan por las mismas vías. Eso será una de las cosas a investigar, señaló el director Fierro.

En tanto, el director blanco en AFE, Alfonso Lereté, dijo a El Observador que reclamará hoy martes que la empresa ferroviaria inicie una profunda investigación para encontrar los responsables y las causas reales del accidente.

Luego del accidente de ayer, el gremio de trabajadores (Unión Ferroviaria) emitió un comunicado para señalar presuntas irregularidades y remarcar que ya habían advertido del peligro de un siniestro como ese.

La Unión Ferroviaria considera que el siniestro se pudo haber evitado si el convoy hubiera avisado que se iba a detener en ese punto. "Los principales responsables de este accidente son, la negligencia y la irresponsabilidad del directorio de AFE y la Dirección Nacional de Transporte que estaban en conocimiento todas estas violaciones", dice el comunicado del gremio.

"Según los primeros datos que llegan desde Cardal, la Operadora Privada (Corporación Ferroviaria del Uruguay) estaba corriendo un tren sin radio, elemento indispensable para la comunicación con el control, y además minutos antes del accidente, detuvo el tren en una curva. Al no tener radio, jamás pudo comunicar a control que estaba detenido, tal como claramente lo establece el reglamento", asegura el sindicato.


Populares de la sección