John Fish

Especialista en mar, que abre en Montevideo un nuevo concepto de local, para que disfrutemos todos los aficionados a comer rico

Como muchas cosas hoy en día, me enteré de este local por Facebook... Enseguida me llamó la atención el concepto y su nombre,  que me pareció tan simple como atractivo.

Más tarde ese mismo día, conversando con un cliente en la oficina, comentamos sobre este lugar  (también lo había visto en FB!) y me dijo: Marian, ¿viste ese lugar? Ya tengo la sensación que todo me va a gustar sin ni siquiera haber ido... Jaja “. Me pareció muy cómico porque es tal cual lo que había pensado cuando lo leí.

Es un local muy atractivo puesto, que vende todos productos de mar, frescos y congelados, además de una buena selección de vinos, cervezas y conservas. Todo pensado para armar la comida perfecta.

Queda en una calle bastante transitada así que si no sos del barrio, y llegas en auto, es fundamental el parking de enfrente que cómodamente podés dejar el auto mientras elegís que delicias comprar.

Una vez adentro, lo primero que sorprende es que ¡no hay olor a pescado! Enseguida te sentís a gusto.

Tiene un gran mostrador con algunas opciones de pescado fresco y al fondo, tras un vidrio, un lugar de elaboración, donde preparan las opciones de menú del día.

También dos freezer con todo tipo de productos de mar, ¡desde milanesas hasta vieras y cigalas! Todo perfectamente presentado, prolijo e inmaculado.

Enseguida se me acercó una de las chicas que atiende para invitarme a probar el gravlax con pancito tipo alemán y una mostaza con miel que por supuesto no pude resistirme y compré una. ¡Que rico estaba! También me explicó qué otras cositas tenían elaboradas y frescas del día, prontas para consumir o a lo sumo cocinar.

Fue así que elegí las brochettes de salmón y camarones, tres en una cajita. También había varias bandejitas de sushi con diferentes combinaciones. Me llevé unos rolls deliciosos y lo que me gustó particularmente fue el jengibre curado que traía. Los comimos como “picadita” mientras cocinaba las brochettes a la plancha que las serví simplemente con unos gajos de limón, la mostaza agridulce y unos rabanitos que encontré perdidos en mi heladera.

Me encantó también que tiene una buena selección de vinos y cervezas estilo artesanal. Me llevé la ya conocida volcánica de producción local y otra chilena que me recomendó el mismísimo dueño del local, Juan Manuel, con quien estuve un rato conversando mientras elegía las delicias. 

La verdad que es un placer tener a mano este tipo de locales especializados, que para los que amamos comer rico (¿quién no?), nos hace las vida más feliz.

John fish

Benito blanco 628

Brochettes, rolls de sushi, 2 cervezas, 1 mostaza $1065.

www.johnfish.com.uy


Comentarios

Acerca del autor