La carrera contra Tabaré Vázquez que Lacalle Pou ya perdió

El paso del tiempo empuja al candidato blanco hacia un lugar al que no quiere llegar

Luis Lacalle Pou tiene 41 años y está corriendo una carrera imposible de ganar. Está viajando indefectiblemente hacia ese lugar en el que vive Tabaré Vázquez y en el que Lacalle Pou no quisiera nunca vivir. Vázquez tiene 74 años y, con más o menos disimulo, Lacalle Pou ha señalado la evidente realidad de que el líder izquierdista se ha puesto viejo e, incluso, advierte que esa vejez le impedirá gobernar con la pericia y la vitalidad necesaria.

Lacalle Pou podrá ganarle a Vázquez la competencia electoral pero, si la vida quiere, Lacalle Pou será Vázquez. Es decir, será un viejo de 74 años. Será ese viejo al que hoy señala con desconfianza. Para peor, cuando Lacalle Pou se pone a pensar en el transcurrir de los años se le cierra el pecho. Y no tiene ningún reparo en reconocerlo.

“Yo, personalmente, le tengo mucha angustia al paso del tiempo. Corro todo el tiempo para tener 19 años. Hago un esfuerzo enorme. No me digan que me estoy quedando pelado, sé que es así”, dijo hace poco frente a un grupo de jóvenes. Y de tanto en tanto lo repite ante alguna audiencia que lo quiere ver Presidente de la República.

Según informó el semanario Búsqueda, Lacalle Pou hace todo lo posible para engañar al tiempo. Corre, hace pesas, usa cintas de entrenamiento como la que tienen los marines en los submarinos, todo los días consume el suplemento nutricional Herbalife, así como aminoácidos y Flores de Bach. Y practica reiki y surfing.

“La vida es más larga cada vez”, dice Fernando Cabrera y Lacalle Pou parece querer darle la razón. Porque todo viejo es el futuro de alguien, y Vázquez es el futuro de Lacalle Pou y eso ocurrirá gane quien gane las elecciones. Inevitablemente, y mucho antes de que apareciera corriendo en sus spots de campaña, Lacalle Pou empezó a perder la carrera contra el tiempo. Como a todos nosotros, el futuro lo está esperando.


Comentarios

Acerca del autor