La carrera judicial y las pocas ganas de vivir en el interior del país

Para ser juez hay que empezar a ejercer fuera de Montevideo y, en muchos casos, los abogados jóvenes no están dispuestos a hacerlo
Cualquier abogado de entre 24 y 45 años puede ser juez en Uruguay. Para serlo, deberá realizar una prueba de conocimientos y psicológica y tener una entrevista en el Centro de Estudios Judiciales (CEJU), donde –de aprobar todas las instancias– deberá realizar un curso de dos años. Una vez que culminaron sus estudios, la carrera judicial comienza sí o sí por el interior del país. Las primeras experiencias de los nuevos magistrados son como jueces de paz rurales o de ciudad del interior.

El inicio de su profesión en el interior es lo que desmotiva a muchos jóvenes a ingresar a la judicatura, manifestó a El Observador la directora del CEJU, Nilza Salvo. "No les gusta tener que salir de Montevideo. Creo que independientemente del sacrificio, es una buena experiencia porque se conoce la realidad del país –que no se puede reducir a Montevideo– y permite ir formándose de a poco. Pero de todos modos hay una resistencia", sostuvo.

A pesar de que Salvo consideró que el número de candidatos para ingresar al CEJU se mantiene estable, existe una preocupación generalizada en el Poder Judicial por la falta de estudiantes que efectivamente ingresan al centro. El semanario Búsqueda informó en agosto de 2016 que de 107 aspirantes en 2015, 74 dieron la prueba y aprobaron 16.

Salvo dijo a El Observador que el número de personas que aspiran a ser jueces no representa "un cambio" en relación a años anteriores y existe un porcentaje elevado de "reiterantes", es decir, abogados que dan la prueba, la pierden y la repiten en el siguiente período. En donde sí hay una diferencia es en la universidad de la que provienen los aspirantes. Según indicó la directora del CEJU, más de 90% de quienes están cursando la carrera judicial estudiaron derecho en la Universidad de la República. En el caso de las privadas, Salvo consideró que es común que los alumnos comiencen a trabajar entre tercero y cuarto de facultad en estudios de abogados como asistentes y que les termine siendo más atractivo ejercer esa profesión.

"La carrera judicial no tiene un lugar destacado, ni siquiera ingresa en tu cabeza", señaló.

La carrera judicial que comienza como juez de Paz rural o de ciudad del interior tiene como segundo
escalafón estar al frente de un Juzgado de Paz departamental o de Conciliación. Luego, los magistrados son promovidos a juzgados letrados del interior y, como siguiente ascenso, pasan a ser jueces letrados en Primera Instancia en alguna de las diferentes materias que existen (Penal, Civil, Trabajo, Adolescentes, Aduana, Familia, de Concurso o de lo Contencioso Administrativo).

El siguiente paso, para jueces muy experientes, es integrar un Tribunal de Apelaciones en lo Civil, Penal, de Familia o de Trabajo. Ese es el máximo cargo al que aspira un juez ya que el siguiente –ser ministro de la Suprema Corte de Justicia– depende de acuerdos políticos a partir de venias que se votan en el Parlamento.


Populares de la sección