La casa del circo

Ayer el Cirque du Soleil terminó la construcción de su espacio fundamental: su famosa carpa amarilla y azul; debido al éxito de ventas, la compañía agregó una semana más de funciones
A un circo le falta su casa si no tiene carpa. Para el Cirque du Soleil el levantamiento de su icónica estructura es un verdadero acontecimiento. Por eso ayer la compañía invitó a la prensa a presenciar este día, que según explicó el director general de Kooza, Patrick Flynn, es al mismo tiempo "el más complejo y peligroso, pero también el más impactante".

"La carpa primero es nuestra casa y es lo que nos diferencia de los espectáculos permanentes que están en teatros. Tiene esa gran importancia para nosotros", explicó Flynn a El Observador. "Es muy importante que una carpa esté. Y una vez que uno decide tener una carpa tiene que tener la mejor, la más grande, la más impresionante. Y esta carpa es así. Este es un día de nervios, pero también de expectativa y emoción", dijo.

La compañía canadiense –que se emplazó en las canchas de la Liga Universitaria en el Parque Roosevelt– colocará en total tres carpas: una destinada a los artistas, la principal (ambas ya colocadas) y otra que oficiará de entrada, boletería y tienda de merchandising.

Para levantar su espacio principal –denominado chapiteau–, el equipo de trabajo consistió en 30 técnicos especialistas de la compañía más 80 obreros locales. La estructura se basa en cuatro mástiles sobre los cuales se eleva la carpa. Luego de construida, el siguiente paso es subir la carpa gracias a decenas de pilares y tensionar la lona. El peligro principal que hay que prevenir en esta etapa es el viento. "Entre el momento en que se sube al momento en que se tensiona, la carpa actúa como un globo hinchable. Si le pasa el viento por abajo, la lona puede levantarse y volar", explicó Flynn. Por eso se realizó la elevación del lado contrario al viento.

Se trata de un trabajo totalmente coreografiado y que se realiza por zonas. Más de 20 personas dentro de la carpa se encargan de levantar los pilares al mismo tiempo. Una vez en su lugar, otra decena tensiona la lona desde afuera. Eso sucede en toda la circunferencia de 160 metros. Una vez pronta, la carpa se eleva en 20 metros y tiene una capacidad de 2.600 localidades.

En los próximos días el trabajo continuará. Se colocarán las gradas y sillas, las luces y el sonido, y todo estará pronto para el domingo, día en que llegan los artistas de todas partes del globo.

La compañía se tomará nueve días para ensayar. Esto significa más tiempo de lo normal, según explicó Flynn, porque se incorporarán nuevos miembros y se debutará un nuevo acto de aro aéreo, realizado por la acróbata Marie-Ève Bisson de la obra Quidam. "Nos ilusiona mucho, porque su acto es de gran belleza, de gran complejidad técnica. Y el corazón de Kooza es eso: la técnica, la performance, la acrobacia compleja".

Dado el éxito de ventas, la compañía sumó una semana más de funciones, por lo cual ahora habrá un mes de espectáculos. En total el Cirque du Soleil estará en Canelones durante seis semanas. "Esta fue una agradable sorpresa porque, para mí, mientras más uruguayos vean el espectáculo, mejor. Claro que Cirque du Soleil es una empresa comercial, pero por sobre todo somos artistas y nómadas y nos gusta la idea de impactar a una comunidad y dejar una huella de nuestra presencia", señaló.

Según dijo Flynn, su estadía se extenderá hasta el 3 de abril. Esa será la fecha límite ya que luego el circo se muda a Argentina. Por esto el director recomienda a los uruguayos "que compren su entrada, antes de que vuelvan a agotarse".

Las entradas están a la venta en Abitab con precios que se encuentran entre $ 2.100 y $ 6.820. Las localidades para las funciones de entre el 22 de marzo y el 3 de abril pueden reservarse en el sitio de la empresa, www.abitab.com.uy.

Populares de la sección

Acerca del autor