La fatiga visual de la era digital

Los dispositivos móviles y las pantallas de computadora adelantan síntomas que se experimentan en la adultez
¿Sus ojos están inexplicablemente secos e irritados? ¿Su visión está borrosa? ¿Tiene dolores de espalda y de cabeza? Si las respuestas son afirmativas, sus dispositivos digitales pueden tener la culpa.

Los resultados de un nuevo estudio realizado por la división de Electrónica de Consumo del Consejo de Visión, un grupo de comercio que representa los productos de cuidado visual de Estados Unidos, demuestra que la mayoría de los estadounidentes están sobreexponiendo sus ojos a la tecnología.

Casi el 90% de los encuestados dice que pasan dos o más horas en un dispositivo digital por día, y para muchos es significativamente mayor. Uno de cada diez indica pasar al menos el 75% de sus horas de vigilia mirando una pantalla.

"Nuestros ojos no están diseñados para mirar pantallas digitales todo el día", comenta Justin Bazan, consejero médico del Consejo de Visión.

Adultos jóvenes de menos de 30 años son los más vulnerables, con un 73% de ellos afirmando que han experimentado síntomas de fatiga visual digital, en comparación con un 65% de todos los estadounidenses. Las mujeres también parecen bajo especial riesgo, con un 70% de ellas experimentando este tipo de problemas, contra un 60% de hombres.

Dora Adamopoulos, consejera y optometrista, sostiene que más y más jóvenes van a consulta quejándose de que sienten cansancio en sus ojos, quemazón o la sensación de que tienen arena en sus párpados.

"Estoy recibiendo millennials con síntomas que solían presentarse a los comienzos de la mediana edad, cerca de los 40 años", agregó Adamopoulos. A menudo, el único tratamiento recetado es reducir el uso de dispositivos, tomar descansos frecuentes y quizá usar lentes de descanso.

Adamopoulos además afirmó que está "realmente sorprendida" con la cantidad de tiempo que se invierte en pantallas hoy en día. "Cuando ves algunos de los datos, especialmente entre los niños, notas la cantidad asombrosa de tiempo que se pasa en no solo uno, sino múltiples dispositivos". Muchos padres, señala, permiten que sus hijos usen dispositivos durante tres o más horas al día.

El riesgo que tiene una persona de padecer fatiga visual digital está determinado por la frecuencia y duración de uso de dichos dispositivos. La utilización de múltiples dispositivos de forma simultánea y la proximidad a la pantalla también se convierte en un elemento clave.
Se considera que las computadoras, las tablets y los smartphones causan este tipo de fatiga por la emisión de luz azul, que se adentra más en el ojo que otras y puede generar efectos acumulativos.

Estudios previos señalan que la longitud de onda de la luz azul puede alterar el ánimo y la atención durante el día. Al mismo tiempo, puede ser disruptiva durante la noche, interrumpiendo los patrones de sueño y el ritmo circadiano, cuyas alteraciones son asociadas a una creciente vulnerabilidad de padecer enfermedades crónicas.

Este nuevo reporte, basado en una encuesta a 10.000 estadounidenses, también demostró que el uso de los dispositivos y, por lo tanto, su impacto, varía según los grupos etarios, con un mayor peligro de fatiga visual entre los veinteañeros (73%), que entre los entrevistados de 30 (69%), 40 (66%), 50 (65%) y 60 años (53%).

Consejos

Seguir la regla de los 20: cada 20 minutos mirando algo, tomar un descanso de 20 segundos mirando a al menos seis metros de distancia.

Configurar un espacio de trabajo que mitigue irritantes, como las luces que se reflejan en la pantalla y deslumbran.

Estirar el brazo para calcular la distancia óptima de la computadora: la palma de la mano debería tocar la pantalla.

Incrementar el tamaño de las letras en las distintas pantallas para optimizar la definición del contenido.

Fuente: Ariana Eunjung Cha / The Washington Post