La historia de la niña del ukelele que conquistó las redes sociales

Grace VanderWaal saltó a la fama de manera repentina luego de ganar el concurso America´s Got Talent
Creo que tú eres la próxima Taylor Swift". Esas fueron las palabras exactas que el prestigioso productor y cazatalentos musical, Simon Cowell, utilizó para bendecir a Grace VanderWaal. La niña, de apenas 12 años, saltó a la fama de manera repentina luego de presentarse en la última edición del reality show America's Got Talent, y finalmente ganarlo el pasado miércoles.

Su primera aparición sobre el escenario fue junio. Vestida con un pantalón amarillo patito y un buzo azul, y aferrándose nerviosa a un ukelele, la niña le reconoció al jurado del programa que creía que solo podía llegar a ganar como parte de un "milagro".

A continuación, y con todos los ojos clavados sobre ella, cantó I don't know my name, un tema de su autoría. Una voz distintiva y una letra profunda emocionaron la jurado hasta las lágrimas y estos le concedieron un pase directo a la final del concurso tras presionar el codiciado Golden Buzzer.

Grace VanderWaal

Días después, la cadena NBC –que transmite el programa en Estados Unidos– subió el video de la presentación de VanderWaal a su sitio de Facebook y en cuestión de días superó las 100 millones de reproducciones. Actualmente la publicación posee más de 130 millones de vistos en Facebook y otros 37 millones en YouTube.

Luego de su audición, la vida de VanderWaal se dio vuelta por completo y el reconocimiento por parte del público le llegó tan de golpe que apenas si dio tiempo para conocer a la pequeña persona detrás del micrófono.

La mezcla de pop y ukelele

20ox20 grace2 2col.jpg

"La reacción del público fue genial, pero de vez en cuando se torna bastante confusa", dijo VanderWaal en una entrevista con la revista Rolling Stone, días después de su aparición en televisión. Y agregó: "Solía sentarme sola en el almuerzo con mi amiga Caroline, pero ahora todo el mundo en la escuela se me acerca. Realmente no sé qué tanto quieren ser estas personas mis amigos o es solo porque quieren estar cerca de la chica de America's Got Talent".

La niña reconoció a la revista que las consecuencias de su intervención comenzaron en el momento exacto en que su sonriente rostro apareció en la pantalla chica.

Esa misma noche su teléfono estalló en notificaciones. "Me decía a mí misma: 'Oh por dios, esto es como se siente ser famoso'", contó.

VanderWaal es oriunda de Nueva York y está cursando sus estudios de sexto grado en una escuela en la villa de Suffern en el condado de Rockland. Su primer contacto con la música fue hace algunos años cuando una amiga de sus padres fue a cenar a su casa y llevó consigo un ukelele. La niña le declaró a The Daily Beast que esa misma noche se enamoró del instrumento. Enseguida se puso a ahorrar y para su cumpleaños número 11 se compró el suyo. Desde entonces no ha parado de practicar y componer. VanderWaal explicó que gran parte de su aprendizaje fue observando tocar a Tyler Joseph, vocalista de Twenty One Pilots.

20ox20 grace3 2col.jpg

Su mayor referente es Katy Perry, "no tanto por la música sino por cómo es como persona", aclaró. "Katy siempre ha sido la misma. Incluso en su película dijo que rechazó a algunos productores con tal de mantenerse así".

Su inscripción al certamen que terminó ganando fue toda una sorpresa y algo que nunca hubiese esperado. "Para mí siempre fue un sueño audicionar para American Idol, pero para hacerlo tienes que ser mayor de 15 años", explicó a Teen Vogue. Sin embargo, y sin premeditarlo demasiado, su madre la inscribió a America's Got Talent y el resto es un camino de puros laureles.

Tras ganar el certamen –además de recibir un enorme ramo de flores por parte de la mismísima Taylor Swift– obtuvo una inyección de un millón de dólares en su cuenta bancaria. La niña aseguró a la revista People que parte de su fortuna irá a la caridad y otra la invertirá en sus estudios.

Es probable que el primer disco solista de Grace no tarde en aparecer. Nadie dejará que una estrella como ella se escape.

Grace VanderWaal finals


Acerca del autor