La inteligencia artificial llegó a Uruguay

IBM ya trabaja en la implementación de computación cognitiva en una empresa del Estado y se propone dar asesoramiento a médicos oncólogos para el tratamiento del cáncer
Un salto tecnológico comparable a la llegada de Internet". Así es Watson, la apuesta de computación cognitiva de IBM, según el gerente general de esta empresa tecnológica en Uruguay, Gonzalo De Azpitarte. Para el ejecutivo, está tecnología llegó al país este año para "cambiar la forma en que la gente y las empresas trabajan".

Watson fue presentado al mundo en 2011, cuando EEUU vio con asombro como una computadora vencía cómodamente a dos de los mayores campeones en Jeopardy!, un programa de TV de preguntas y respuestas de la cadena NBC. A diferencia de un buscador web ordinario, que encuentra en base a palabras claves, Watson es capaz de entender y responder preguntas en lenguaje natural, valiéndose de información "no estructurada", como imágenes, el significado de los adjetivos, el contexto de la conversación, y la semántica empleada.

Pero esta tecnología no fue desarrollada para ganar concursos de televisión. "¿Cuál es el ejecutivo de cuentas más adecuado para atender a este cliente?" Watson puede hacer un perfil psicolingüístico a través de las redes sociales y dar una respuesta con una probabilidad estimada de éxito. "¿Cada cuánto debo hacer mantenimiento de mi línea de producción?" Basado en datos históricos Watson puede predecir cuándo se producirá una falla, de modo que pueda hacerse el mantenimiento justo antes de que se produzca.

Esta tecnología, que se ofrece como servicio en la nube, reconoce patrones, ofrece una solución con un porcentaje de éxito estimado y pone a disposición la evidencia que la ayudó a llegar a esa conclusión.

Llegada a América Latina


IBM y GBM, una compañía con presencia en Centroamérica y el Caribe, anunciaron en febrero una alianza para acelerar la adopción de Watson en Latinoamérica, para lo cual crearon una nueva empresa: Cognitiva. En la región, bancos como el venezolano Banesco, el brasileño Bradesco, y el mexicano Banorte ya están utilizando esta tecnología. Además el Ministerio de Justicia de Brasil comenzó a emplearla.

En tanto, en Uruguay, IBM y Cognitiva trabajan en las primeras etapas de consultoría para una empresa del Estado, que De Azpitarte prefirió no revelar.

Se trata de un servicio de preguntas y respuestas, que está destinado a contestar dudas de la población, similar a como lo hace un call center.

Según explicó el gerente general de Cognitiva para Argentina, Uruguay y Paraguay, Roberto Cruz, los primeros sectores para comercializar los servicios de Watson son los financieros, banca y seguros, y salud. Además, buscarán que los desarrolladores de software puedan incluir tecnología cognitiva en sus productos. Las desarrolladoras locales Quanam e Idatha ya están ofreciendo esta tecnología. "Creemos que Watson sirve para empresas de todo tamaño y para cambiar la forma en que nosotros los latinoamericanos vivimos", indicó Cruz.

Según el ejecutivo de Cognitiva, en el mundo hay más de 500 empresas de 29 industrias donde Watson está siendo usado. Por ejemplo, en salud se utiliza para elegir un tratamiento a un paciente oncológico, en Derecho para encontrar qué leyes aplican para un determinado caso, o en la aeronáutica para determinar cuándo debe repararse una turbina.

Para finales de 2016, De Azpitarte espera que al menos tres o cuatro empresas uruguayas ya hayan incorporado esta tecnología, y que una docena de desarrolladoras de software sumen a Watson en sus aplicaciones.

Para el gerente de IBM Uruguay, "la computación cognitiva, a diferencia de otras tecnologías, es más accesible del punto de vista económico, e incluso puede pagarse a través de los beneficios que se generan gracias a su propio uso". Cognitiva establecerá en los próximos dos años oficinas en 23 países latinoamericanos, en respuesta a la demanda en la región, que según International Data Corporation (IDC), será de US$ 139 mil millones en servicios entre hardware, software, y servicios en 2016.

Educar al "asesor experto"


Para Cruz, Watson es como un "asesor experto", al que primero hay que enseñarle "como a un niño de cinco años super brillante". Es que a diferencia de otros software, que simplemente se instalan y ya se puede trabajar con ellos, Watson debe ser "educado".

"Le tenés que enseñar las verdades básicas de una industria, le das un montón de información para leer y después le empezás a hacer preguntas, y le vas indicando si aprueba o no y dónde se equivoca y dónde acierta. En base a eso, aprende más, y le hacés otro examen y te das cuenta de que empieza a contestar bien", en un proceso que puede demorar de dos meses a un año, explicó Cruz.

Una vez terminada esa preparación, el resultado es "un asesor capaz de hacer recomendaciones basado en toda la información disponible, sin sesgo para decidir", indicó el gerente general de Cognitiva para la región.

Otra particularidad respecto a otros softwares, es que a medida que se utiliza funciona mejor, porque aprende más.

Acerca del autor