La interpelación a Muñoz: un diálogo de sordas

La ministra de Educación defendió la gestión del FA, que fue cuestionada por Graciela Bianchi
Al final, los buenos modales prevalecieron o al menos se cuidaron las apariencias, luego de un áspero cruce político, cuando en uno de los pasillos del Parlamento se vieron cara a cara la ministra de Educación, María Julia Muñoz y la diputada interpelante, Graciela Bianchi. "¿Cómo estás Graciela?, le preguntó Muñoz cuando la tuvo enfrente. "Bien ¿y tú?, respondió brevemente la legisladora. Ambas salían de sala para hablar con los medios.

En el plenario, el asunto fue diferente. "Nosotros vemos una señora que tiene patente de corso y que usa la ofensa como forma de relacionamiento. Y no lo usa solo con los maestros, lo hace con los profesores, funcionarios, y a la población le molesta", afirmó Bianchi (Partido Nacional) sobre Muñoz.
Un periodista le preguntó a la ministra cómo tomó las alusiones personales de Bianchi. "Como de quién viene", acotó terminante la secretaria de Estado, en una respuesta que mostró el nivel del enfrentamiento que tuvo la interpelación.

Bianchi –una exfrenteamplista hoy integrante del sector Todos de Luis Lacalle Pou– interpeló a la ministra de Educación para pedir explicaciones sobre los cambios de autoridades en el ministerio, la relación de los organismos educativos con los gremios y los avances del anunciado "cambio en el ADN" de la enseñanza. Allí expusieron sus diferencias. La interpelación continuaba anoche.

"No da la talla"

La interpelante, que comenzó con una intervención de tres horas, cuestionó la idoneidad técnica de Muñoz para estar al frente del la secretaría de Estado. "No da la talla", disparó. La ministra la miró y pidió un mate a legisladores del Frente que la rodeaban.

Bianchi entiende que la educación está gobernada por "los sectores radicales" del Frente, al punto que el presidente Tabaré Vázquez no puede mandar en esa área. Muestra de eso, comentó, "fue aceptar la renuncia de Fernando Filgueira a la subsecretaria de Educación".

"No pudo mantener a los que supuestamente iban a cambiar el ADN de la educación", insistió la diputada. "Escuchamos al presidente decir que empezó el cambio del ADN de la educación y nos llama la atención. Es ofensivo", afirmó Bianchi.


El senador Lacalle Pou pasó unos minutos por Diputados y lo mismo hizo el presidente del directorio blanco, Luis Alberto Heber, y los senadores Álvaro Delgado, Javier García y Jorge Saravia.

El interés político también lo puso la presencia en las barras de la senadora Ivonne Passada (MPP) y Gonzalo Reboledo, secretario político del presidente del Frente Amplio, Javier Miranda. A media tarde, Miranda escribió en su Twitter sobre la "solidez" de Muñoz y opinó que "la educación es un tema sensible y debe tratarse con seriedad".

Debate

Bianchi no sólo apuntó a Muñoz, sino también a Wilson Netto, presidente del Codicen. "Netto llegó a la dirección de la UTU por viveza criolla. Cumplió de forma mediocre su rol de profesor de física", afirmó. A su turno, la ministra no sólo defendió a Netto, a quien calificó como un profesor "excelente" e "imprescindible", sino que mostró un documento donde el hoy jerarca del Codicen había sido calificado como "muy buen docente" por Bianchi, cuando era directora.

La diputada volvió al ataque pero aclaró que no pide que saquen a nadie. Por el contrario planteó la necesidad de que técnicos de todos los partidos den una mano al gobierno.

Muñoz, que leyó en su primera intervención, repasó los logros en educación, dijo que hay más estudiantes, que se está logrando retenerlos en el sistema y que los docentes mejoraron sus sueldos.
También recordó las condiciones en que el primer gobierno del Frente Amplio recibió el país en 2005, "con un sector agropecuario endeudado, una crisis en el sistema bancario, la pobreza era del 40%, había colas para conseguir un plato de comida, encontramos tierra arrasada y el país estaba destruido", afirmó.

"Había que tener mucho coraje político, coraje y compromiso", concluyó la ministra, que anunció que a fines de noviembre el gobierno convocará al Congreso Nacional de Educación para "escuchar todas las opiniones".

Quórum sostenido por el oficialismo

Pese a que había sido convocada por la oposición, la interpelación fue sostenida por los diputados del FA durante buena parte de la sesión. Para que una sesión pueda continuar se necesitan al menos 25 legisladores, pero en algunos pasajes del encuentro solo hubo 20 opositores.Esta actitud fue remarcada por dirigentes del FA en Twitter. "Durante largos períodos el quórum se mantuvo por asistencia en sala de los Diputados del FA", escribió Alfredo Asti (FLS) "En la interpelación los 25 legisladores necesarios para su desarrollo los hemos mantenido los legisladores del FA, no la oposición", agregó Daniel Caggiani (MPP).

Populares de la sección