La leche de todas las mamás es buena

Es común escuchar que cuando un lactante no gana peso es porque la leche de su mamá no lo alimenta. Hace tiempo se sabe que no es así, un nuevo estudio lo corrobora.

Hoy en día se sigue trasmitiendo el mito de que algunas mujeres tienen "buena leche" mientras que otras no. Incluso se suele creer que la leche de mujeres bien alimentadas es mejor y más nutritiva.

El estudio en cuestión fue realizado en España y publicado en la revista Annals of Nutrition & Metabolism. El mismo consistió en medir la cantidad de ciertos componentes presentes en la leche que participan en el desarrollo neurológico y en la maduración general de los órganos, y ver cuál era la diferencia entre mujeres que no tomaron suplementos durante el embarazo (aparte del ácido fólico del primer trimestre), mujeres que tomaron multivitamínicos, y mujeres que tomaron un suplemento de yodo junto al ácido fólico de los primeros meses.

Participaron en total unas 37 mujeres lactantes de bebés sanos, divididas en tres grupos. Se midió la composición de la leche inmediatamente después del parto (calostro), a los 15 y a los 30 días post parto.

Los resultados mostraron que todas las leches fueron igualmente buenas y nutritivas para sus hijos, sin verse influidas por la suplementación durante el embarazo. Se vio además que la leche mejora a medida que transcurre la lactancia, es decir que a los 30 días sus propiedades son mejores que a los 2. Las propiedades ligadas al desarrollo y a otros factores metabólicos van progresando de 15 en 15 días, haciéndose cada vez más beneficiosa. Por ello, es sabido que el efecto de la lactancia sobre el desarrollo de los niños es mayor cuanto más se mantiene en el tiempo.

Lo que sí es cierto es que la cantidad de yodo en la leche materna depende del consumo que tenga la madre de este mineral. Por eso los suplementos deberían tomarse igual, ya que niveles bajos del mismo pueden afectar al desarrollo psicomotor e intelectual. En base a estudios disponibles, sería recomendable que todas las mujeres tomen un suplemento que contenga yodo durante la lactancia.

En conclusión, a pesar de que todas las mujeres tienen leche igualmente buena y completamente nutritiva para sus bebés, se recomienda que se tome un suplemento de yodo, a fin de evitar sus deficiencias. Asimismo, la dieta tanto durante el embarazo como la lactancia debe ser saludable, tanto por la salud de la madre como también para la de los niños, que son quienes finalmente terminan adquiriendo los hábitos alimentarios de sus padres a medida que van creciendo. De este modo, cuanto más sano coman los padres, más sano terminarán comiendo sus hijos.

Fuente: Bebés y más

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy

Populares de la sección