La negociación política por las venias se torna cada vez más tensa

Mantienen el rechazo al nombramiento de Rosina Rossi para la Suprema Corte de Justicia y el Frente Amplio decidió congelar las conversaciones
El Partido Nacional mantendrá sus reparos a la designación de Rosina Rossi para que asuma como ministra de la Suprema Corte de Justicia, y por esta situación el Frente Amplio decidió "congelar" la negociación con la oposición por todas las venias que restan votar en el Parlamento.

El Frente mantendrá su apoyo a Rossi y espera que los blancos revean su posición.

Sin embargo, fuentes del Partido Nacional comentaron ayer a El Observador que no cambiarán su postura con respecto a una jueza que, si bien tiene un buen historial, está "muy abajo" en la lista de prelación de candidatos a ascender sugerida por la Suprema Corte de Justicia.
Los colorados, por el mismo motivo, también tienen reparos para apoyar a Rossi quien es ministra del Tribunal de Apelaciones y profesora de derecho laboral en la Universidad de la República.
Ante la falta de votos para aprobar la venia (que requiere de una mayoría especial de la Asamblea General) Eduardo Turrel, el ministro más antiguo del Tribunal de Apelaciones, se perfila para asumir a fines de febrero en la Suprema Corte en lugar de Jorge Larrieux.

Larrieux debió dejar su cargo al cumplir 70 años de edad. Desde ese momento empezó a correr un plazo de 90 días en el cual, de no haber un acuerdo político para designar a su sucesor, ascenderá el juez de mayor antigüedad de un Tribunal. En este caso es Turrel.

"Por la borda"

La decisión del oficialismo de congelar la negociación fue analizada el lunes por parte del Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio según informó el diario La República.

El presidente del Frente, Javier Miranda, dijo ayer a El Observador que la negociación por las venias quedó "en el freezer". Eso se debe, explicó, "por el cambio de actitud del Partido Nacional que tiró por la borda meses de negociación".

Tras la situación planteada quedó ahora en suspenso la negociación que también incluye designar autoridades para cambiar la integración de los organismos de contralor: el Tribunal de Cuentas y la Corte Electoral.

Por este hecho, Miranda se comunicó telefónicamente con los responsables de todos los partidos políticos con presencia en el Parlamento para notificarles acerca de la resolución del Frente y "la incomodidad" que generó esta situación en la izquierda.

Las llamadas fueron atendidas por el senador Luis Alberto Heber, presidente del Directorio del Partido Nacional, Germán Cardoso, secretario general del Partido Colorado, Pablo Mieres, presidente del Partido Independiente y el diputado Eduardo Rubio, de Unidad Popular.
Para el Frente, el Partido Nacional no presentó ningún argumento de peso que justifique su rechazo a Rossi.
Miranda dijo que para la postulación se tuvo en cuenta la idoneidad técnica de la jueza, el hecho de que provenga del derecho laboral y también la posibilidad de que sea una mujer la que pueda acceder al máximo órgano judicial.


Populares de la sección