La organización que promueve boicots contra Israel llegó a Uruguay

Se reunieron con grupos locales y Fuecys hizo la primera acción
Entre el año 2005 y el 2007 nació un movimiento en el seno de la sociedad civil palestina que pronto habría de tomar escala global. BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones), por sus siglas en inglés, surgió como una forma de protesta organizada hacia el Estado de Israel.

El movimiento persigue un objetivo fundamental: terminar con la "ocupación" y "colonización" de las "tierras árabes ocupadas desde 1967".

Para eso diseñó una estrategia que se basa en el siguiente cálculo: si Israel ve afectada su actividad económica mediante el boicot a productos israelíes, el desestímulo de la inversión y otras sanciones habrá de cambiar su política para con los palestinos. Al menos, tendrá menos posibilidades económicas de implementarla.

Así fue como el movimiento empezó a extenderse por Oriente y Occidente. En la actualidad la organización tiene una fuerte presencia en universidades de primera línea de Estados Unidos y Reino Unido.

BDS en Uruguay

El movimiento BDS llegó a Uruguay a partir del llamado de la Federación Uruguaya de Empleados de Comercios y Servicios (Fuecys) a no consumir productos israelíes, según consignó el diario El País. "Sí, el movimiento llegó a Uruguay", dijo a El Observador Ruben Elías, responsable de la Comisión de Apoyo al Pueblo Palestino en Uruguay.

El activista detalló que han mantenido reuniones con el sindicato y con otros representantes de la sociedad civil uruguaya para sumarlos al movimiento. De hecho, el pasado 19 de abril hubo un evento en la sala Maggiolo de la Universidad de la República titulado "Apartheid y campaña BDS", en el que disertaron Pedro Charbel, coordinador regional de BDS, y Mahmoud Nawajaa, coordinador general del Comité Nacional del Movimieto BDS.

El secretario de derechos humanos de Fuecys, Raúl Ferrando, dijo a El País que la medida que tomó el sindicato no está direccionada "al pueblo judío, sino que es contra el sionismo".

Este tipo de argumentos son los que comúnmente esgrimen quienes defienden este movimiento que está extendido por Estados Unidos y Europa. La decisión de boicotear productos israelíes fue tomada luego de una reunión entre la Mesa Representativa del Pit-Cnt y un comité continental de solidaridad con el pueblo palestino.

Sin embargo, representantes del Secretariado Ejecutivo de la central sindical desestimaron la medida. La decisión es exclusiva de Fuecys, que "tiene autonomía para resolver lo que entienda", dijo a El Observador Marcelo Abdala, secretario ejecutivo del Pit-Cnt.

El delegado sindical manifestó que en la central no se comparte la postura. "Respetamos la decisión de Fuecys pero eso no ha sido resuelto por el PIT-CNT", concluyó. La central emitió ayer una declaración en la que fijó su posición (ver recuadro).

Importaciones

En 2015, Israel se ubicó en el duodécimo puesto del ranking de destinos de exportación de Uruguay, y fue el 39º origen de importación, según el informe del instituto Uruguay xxi. Uruguay ha mantenido históricamente un saldo positivo en la balanza comercial con Israel. Uruguay le vende a Israel carne, arroz y productos del mar.

Israel, por su parte, exporta a Uruguay teléfonos, contadores de agua, insecticidas, sistemas de riego e instrumentos de medicina, entre otros productos.
En 2015, la importación de bienes israelíes a Uruguay sumó más de US$ 15 millones. Israel es uno de los pocos países que mantiene un tratado de libre comercio con el Mercosur.

PIT CNT se desmarca del boicot de Fuecys


El secretariado Ejecutivo del PIT-CNT aprobó ayer una declaración en la que expresó que "la línea de definición del PIT-CNT no incluye ni contempla boicot de tipo alguno en este tema". La central sindical señaló que los sindicatos "tienen total autonomía para efectuar declaraciones, emitir comunicados y otro tipo de acciones". De todas formas, reivindicó su posición de "solidaridad con el pueblo palestino y su lucha por el reconocimiento internacional de un Estado propio, libre y soberano" y condenó "las acciones ofensivas de las militares israelíes, así como la construcción de muros que separan a los pueblos". Además, rechazó "toda injerencia extranjera", así como "actos terroristas de cualquier origen".


Populares de la sección