La sorpresa que hizo llorar a uno de los hombres más ricos del mundo

El dueño de Zara se emocionó ante un flashmob para celebrar que cumplía 80 años
Fue el 28 de marzo, pero recién se dio a conocer públicamente el viernes por medios españoles. El propietario de Zara, Amancio Ortega, un empresario de conocido bajo perfil y destacado por el listado 2016 de Forbes como el segundo hombre más rico del mundo, llegó a la casa matriz de su empresa en Arteixo, Coruña, el día de su cumpleaños sin tener idea de lo que le habían preparado su hija Marta y 4.000 trabajadores.

Lejos de la clásica austeridad, que caracteriza a Ortega, el empresario fue recibido con música en vivo y una interminable fila de personas que lo vivan y saludan, para llegar acompañado de su hija ante una pantalla en la que presencia un flashmob protagonizado por empleados de distintas partes del mundo de Zara y otras firmas del grupo Inditex.

Ortega, desde el principio de la sorpresa, no logra esconder la emoción y las lágrimas.



Populares de la sección