La SRD reclamó un Estado menos pesado y más eficiente

Mabel Puig enumeró los reclamos de la gremia y Aguerre destacó los logros del gobierno
Lucas Farías y Pedro Silva
De su viaje a Durazno


Todos hoy estamos en la misma línea: gastar menos. Hay que ser inteligente para mantener un comercio, un establecimiento rural, incluso para mantener una familia. ¿Cómo apostar al desarrollo, al progreso, cuando nuestra prioridad es apretar el bolsillo para poder cumplir con las obligaciones que nos imponen desde un gobierno insensible al progreso del sector primario?". Esa fue una de las primeras frases de la presidenta de la Sociedad Rural de Durazno (SRD), Mabel Puig, en el discurso de cierre de la 104ª Expo Durazno.

La dirigente afirmó el sábado 4 que los uruguayos están desestimulados para innovar y aumentar la producción, ya que con seguridad lo único que conseguirán son "más problemas y más impuestos". Llamó a estimular el emprendedurismo, facilitarle la vida al que asume riesgos y no colocarlo como el villano en una lógica de buenos contra malos.

"Contradictoriamente oímos que se gastaron miles de dólares en una fiesta, millones en un avión, otros millones para rescatar una empresa que en unos meses estará en la misma situación, ¿y nosotros cómo estamos? Estamos cansados porque la plata no alcanza, ¡hay déficit y tenemos que poner más!", sostuvo.

Puig agregó que mientras que el sector privado hace enormes esfuerzos por mejorar la productividad, desde el sector público se gasta cada vez más para desarrollar las mismas tareas. "Eso nos convierte en un país muy caro para vivir y para producir", dijo.

"El agro es un sector que en la bonanza invierte, pero hoy nos asfixian los costos productivos. Somos el motor de la economía nacional y sentimos que solo nos miran pensando cuánto más les podremos aportar", señaló la presidenta de la gremial duraznense.

Continuó diciendo que se atraen grandes inversiones, que son beneficiosas para el país, pero con renuncias fiscales que se consideran injustas respecto a las que reciben los ciudadanos del país.
"Producimos alimentos en un mundo donde miles de personas mueren por día de hambre. ¿Por qué no producir más y mejor y exportar más? Pero para que esa ecuación cierre debemos bajar nuestros costos y volvemos al mismo punto: es necesario tener un Estado menos pesado y más eficiente", planteó.

Las respuestas de Aguerre

El acto comenzó bastante más tarde de lo previsto, porque el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, se retrasó. Estaba cosechando arroz y se le rompió una máquina, según se excusó el jerarca, quien hizo uso de la palabra luego del discurso de Mabel Puig.

Tal como lo había hecho en otras oportunidades, Aguerre llamó a hacer el ejercicio de tratar de ver el vaso medio lleno. "Estar presente representando al gobierno nacional no es solo para cumplir y salir en la foto, sino que lo hago con un concepto de compromiso, responsabilidad y respeto hacia esta fiesta del trabajo", dijo.

Comentó que no desconoce que hay cosas para mejorar, pero no compartió con Puig el concepto de país estancado o detenido. "Durazno es uno de los departamentos que tuvo la mayor cantidad transformaciones. Silos, frigoríficos, industrias lácteas, empresas de transporte. Es cierto que no estamos creciendo como hace 4 o 5 años, pero el mundo cambió, nos pusimos más caros, y si el dólar estuviera a $ 33 sería mucho mejor", expresó.

Convocó a no enfrentar el desafío con desesperanza. "Hay gente que invierte, con riesgo, pero hay inversiones en todo el país porque hubo gente que creyó en las posibilidades de la producción y seguridades del país más allá del partido de gobierno. Hay una cultura en políticas de estado", dijo.

En respuesta a la referencia de la pasividad del Estado, el integrante del Poder Ejecutivo sostuvo que cuando asumió como ministro habían 2.653 funcionarios en esa dependencia, y actualmente hay 1.865. Recordó además que cuando asumió la trazabilidad no estaba funcionando, no habían políticas de suelos, ni de agua. "En ese Estado ineficiente hubo US$ 37 millones aplicados a pequeños y medianos productores en temas vinculados a riego y manejo y mantenimiento del agua en los últimos siete años", remarcó.

Por otra parte, agregó que en Uruguay la inversión extranjera, en el régimen de protección de inversiones, tiene los mismos beneficios que la inversión nacional.

"Muchísimas de las inversiones realizadas en el sector agrícola, que también las hubo en Durazno, gozaron de esos beneficios. El 75% de las utilidades que obtuvieron esas empresas no se repatrió sino que se reinvirtió en Uruguay. "Esa es una de las razones por las que Uruguay logró duplicar el nivel histórico de reinversiones en relación al Producto Interno Bruto (PIB)", señaló.

Aguerre agregó que todo eso no refleja un país estancado. Señaló que mientras Brasil cae 8% en dos años, Argentina se estanca y Paraguay crece fuerte pero desde un nivel muy bajo. "Uruguay logra mantener un crecimiento, que es mínimo, pero crecimiento al fin", concluyó.