La sustentabilidad "toca" en Purmamarca

Empresarios se reúnen en la búsqueda de generar acciones para impactar positivamente en la sociedad, economía y medio ambiente

Por María Victoria Pereira Flores, directora de Revista Ecomanía Uruguay

En el norte de Argentina, una vez al año antes de comenzar la Primavera, se reúnen personas, muchas personas, que provienen de distintos lugares, que desempeñan distintos roles y que buscan generar con sus acciones un mundo mejor, porque se saben, se conocen, se identifican a ellas mismas como "agentes de cambio".

Nadie los ha invitado en concreto, sino que todos han recibido un llamado y una gran necesidad de ir. No se trata de ninguna filosofía "new age", sino de individuos que tienen un denominador común: creen en el "Paradigma de la Sustentabilidad", y saben que para lograrlo se requiere potenciarse e inspirarse. De las cosas más llama la atención es el alto número de emprendedores (empresarios con pasión y determinismo), pero también hay representantes de empresas (por ejemplo, este año enviaron desde Paris la multinacional Danone a su encargada en Sustentabilidad), banqueros (el asesor del Tryodos Bank, Joan Melé), actuales políticos argentinos (tales cuales Matías Kelly), empresarios (uno de los propietarios de Farmacity), entre otros.

El desarrollo del encuentro es absolutamente libre, sin agenda, espontáneo... a la mañana todos se reúnen en la plaza del pueblo (completamente colorida, con la presencia de una pequeña capilla y un algarrobo añejo a su lado, un mercado local donde los indígenas de las zonas aledañas venden ropas y algunas artesanías), la gente va llegando y así comienza uno a intercambiar ideas con quien tiene a su lado. Luego, llegado un momento algunos sugieren temas de discusión/intercambio y los otros con su máxima libertad deciden seguir a los que han propuesto los contenidos, que tampoco serán los "líderes" de ese grupo, sino simplemente unos más. Si el tiempo lo permite, se va caminando hacia el pie de alguna montaña, allí se comienzan las tertulias hasta que el frío, el hambre o el viento te deje quedar.

No es un encuentro cuya temática final sea espiritual pero sin lo espiritual ninguna temática tiene largo andamiaje, y si bien en el presente sustentabilidad tiene tres patas (economía, medio ambiente y sociedad) cada vez se vislumbra más que sin la espiritualidad queda "coja", porque el gran problema del individuo en estas épocas es el vacío existencial, y ninguna economía está alejada del individuo, y ninguna empresa no tiene detrás una persona, que es el empresario o varias personas que son los empleados.

La temática de análisis es tan variada como todo lo que engloba la sustentabilidad. Uno allí es uno, y la mayoría no sabe quién es el otro, el poder, la influencia o el cargo que desempeña. Quien esta allí va dispuesto a escuchar, sea un banquero, un empresario, un político, un emprendedor, un especialista en alguna temática o un vecino que está de paso.

Todo el encuentro sucede bajo el cerro de los siete colores, la altura genera que uno ande como más lento y eso también permite mayor interrelación... y seguramente el peso de la historia (indígena) debajo de los pies también influya.

Es una experiencia estar allí, porque seas quien seas y ocupes el rol que ocupes si no absorbes la conexión con los otros individuos y con tu entorno, tu vida es la soledad. Porque seas un gran empresario y al final del año tus utilidades sean descomunales, si no pones a la sustentabilidad dentro de tu empresa y la transformas en estrategia empresarial, tu empresa está destinada al fracaso a mediano o largo plazo, porque sin medio ambiente y sociedad contemplados ningún sistema económico puede perdurary así con otros desempeños.

Ocurre "algo" en Purmamarca. El sitio es un lugar repleto de "mensajes" que uno puede darse el lujo de recibir, inspirarse y recordar tras su regreso al mundo común, al "otro mundo", al que vivimos inmersos los que propulsamos los cambios. Pero esa es la idea, trasladarlos aquí.

Es que la economía está cambiando, la solidaridad se siente como una necesidad de supervivencia, basta leer los diarios y verlo. Aparecen nuevos sistemas (como por ejemplo, el Sistema B con empresas que buscan el triple impacto, no solo el lucro), y hay un movimiento de personas que saben que "esto" está sucediendo, que ocupan cargos relevantes, que tienen poder e influencia, u otras que lo que tienen es pasión y dedicación por lo que hacen y son propios ejemplos de nuevas economías.




Populares de la sección