La transición hacia un año Niña se daría sobre la primavera

El fenómeno está asociado a lluvias por debajo de la media

Las probabilidades de un pasaje de año Niño a uno Niña serán mayores en la primavera en el hemisferio sur, según las últimas proyecciones de la Administración Nacional de Océanos y Atmosfera de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés).


Un fenómeno de La Niña está asociado a lluvias por debajo de la media en regiones productoras agrícolas, tanto en EEUU como en los países del Mercosur.


En su último informe la NOAA indicó que la mayoría de los modelos apuntan a que el episodio de El Niño se debilitará con una "transición" a condiciones neutras durante el otoño y comienzos del invierno en el hemisferio sur.


"Luego, existen crecientes posibilidades de que La Niña se presente llegada la primavera (austral). Si bien existen evidencias tanto físicas como en el modelo que apoyan que luego de un intenso fenómeno El Niño como el que vivimos aparezca la Niña, todavía es incierto", se indicó.


Según los modelos, entre junio-agosto la posibilidad de un episodio Niña sería de 22% con 51% de probabilidad de condiciones neutras.


El potencial de condiciones Niña sube a 37% en julio-setiembre, a 44% entre agosto-octubre y a 50% entre setiembre-noviembre.