La Yibuza cumplió su cometido de dispersar buena genética por el norte del país

Vendió la totalidad de sus toros de las razas Brangus, Braford y Brahman

Cabaña La Yibuza, de Mario Sotto, logró dispersar la totalidad de su oferta de toros de las razas Brangus, Braford y Brahman, este viernes en el local de la Asociación Rural de Tacuarembó.

En la oportunidad se comercializaron 33 toros Brangus a US$ 2.132 de promedio; cinco Braford a US$ 2.182; y 10 Brahman a US$ 2.150. Los vientres: vaquillonas Brangus US$ 592, vaquillonas Brahman US$ 543 y piezas de cría Brangus US$ 453.

Hubo muy buena demanda por los vientres, se notó mayor agilidad por esas categorías, aunque con precios mesurados. Las ventas se hicieron a cargo de los escritorios Mario Sotto Negocios Rurales y Juan José Porto.

El remate convocó a un gran marco de público y se ofrecía la opción de pagar los toros con terneros en abril del año que viene, considerando una cotización de US$ 2,26 por kilo, para animales sin castrar de hasta 190 kilos.

Tras el remate, Mario Sotto comentó a El Observador que el mercado ofreció precios cautos, algo que consideró razonable para el momento. Destacó especialmente el interés de los productores medianos y chicos por esta genética.

"Pretendemos que el criador apueste al mejoramiento genético. Como consignatario percibo que un ganado con buena genética es muy fácil de vender y lograr un diferencial de precios que el mercado está dispuesto a pagar. Sin embargo, los ganados de mala calidad son difíciles de vender y los precios no dejan conformes a los productores", señaló.

El empresario agregó que el mejoramiento genético es muy beneficioso no solo para la empresa ganadera sino también para el país. Reflexionó que los porcentajes de preñez y pariciones serán complicados, y que estos toros producirán los terneros de 2018, cuando seguramente faltará ese producto y seguramente los precios serán más elevados.

"Quedamos muy conformes con el apoyo de los productores medianos y chicos, del basalto, campos de sierras y muy difíciles. Es muy frecuente que la gente deje terneros enteros para usarlos como reproductores, pero es importante que incorporen toros para que no haya problemas de consanguinidad", alertó.

Sostuvo que criando buenos ganados se gasta lo mismo y el trabajo también igual, sin embargo cuando se va a vender ese buen ternero o vaca, se logran buenos precios y la demanda está asegurada.

"No me refiero solo a las razas que ofrece La Yibuza, sino a todas las razas, ganados definidos o cruzas bien hechas. Una vaca media sangre es espectacular, muy productiva, pero hay cruzar bien para tener buenos resultados", afirmó.


Populares de la sección

Acerca del autor